El nivel de indigencia subió en el país según estudios privados pero el organismo público no ha dicho nada hasta el momento. La última vez que realizó una medición fue sobre condiciones de vida; para FIEL, en ese lapso el índice aumentó en casi 4 puntos.

Por obra y gracia del Indec, las tasas oficiales de pobreza e indigencia en la Argentina están suspendidas desde hace un año. El 29 de octubre del año pasado el Indec publicó por última vez su cuestionado informe semestral sobre la incidencia de la pobreza y la indigencia en el país.

Distintos análisis sugieren que la pobreza y las condiciones de vida se han deteriorado en los últimos meses, ya que la alta inflación y la falta de avance del mercado labora conspiran contra un mejoramiento. Por su parte, FIEL manifestó que en el segundo trimestre de este año el 17,5% de las personas estaban bajo la línea de la pobreza y el 5,7% calificaban como indigentes. Esto significa que para la Fundación, la pobreza se incrementó en 3,6 puntos porcentuales frente al segundo trimestre del año pasado y la indigencia aumentó en 1,6 puntos. Nuria Susmel, economista de FIEL, explicó que la consultora calcula la pobreza en base a la Encuesta Permanente de Hogares del Indec, pero toma en cuenta sus propios valores actualizados de las canastas básicas.

El último parte sobre pobreza e indigencia publicado por el Indec corresponde al primer semestre de 2013 y para esa época, el informe señalaba que el 3,7% de los hogares y el 4,7% de las personas de los aglomerados urbanos eran pobres, mientras que la indigencia era del 1,5% de los hogares y del 1,4% de las personas. Sin embargo, otros datos se contraponían con el Indec ya que para FIEL, en el segundo trimestre de 2013 el 14% de los habitantes se encontraba bajo la línea de la pobreza y el 4,1% era indigente.

La Universidad Católica Argentina (UCA), por su parte señaló que en el cuarto trimestre del año pasado el 3% de los hogares y más del 5% de las personas eran indigentes, mientras que la pobreza afectaba al 17% de los hogares y a una cuarta parte de las personas. Sin argumentos visibles, el 23 de abril último, el Indec presentó estadísticas de la segunda mitad de 2013, pero decidió no difundir los índices de pobreza. No obstante presentó el nuevo índice de precios al consumidor nacional urbano (IPCnu), y así según los datos oficiales en diciembre de 2013, un adulto no era indigente si percibía ingresos mayores a 254,8 pesos mensuales, por lo que una persona podía alimentarse con 8 pesos diarios.

Fuente: mdzol.com

Noticias Relacionadas:

Compartir no cuesta nada...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn