La industria viene mal, en caída. Antes contaba con 250 mil empleos, y ahora con 230 mil, 231 mil. Así que perdí 19 mil puestos de trabajo en el último año, año y medio“. Así, el referente de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM), Antonio Caló, realizó un diagnóstico de la situación de su gremio, y pronosticó un futuro “oscuro”.

Aunque el gremialista destacó el diálogo que mantiene con ministros del Ejecutivo, aseguró que en esas conversaciones “no se encuentran soluciones”. “Tengo 14 mil trabajadores que están suspendidos, hay empresas que trabajan tres días por semana, es algo alarmante“, graficó en una entrevista con radio La Red.

“Le pido al Presidente que trate de no destruir los puestos de trabajo argentinos. Hay que ir a las fábricas y verles las caras a las personas cuando se les dice que no van a tener trabajo. Lo quiero ver en ese cara a cara, detrás de un escritorio se toman las decisiones que se creen convenientes, pero lo difícil es estar en esa situación”, expresó el gremialista, y agregó que la situación actual es “50 y 50 por ciento” responsabilidad del gobierno de Cambiemos y de la gestión anterior de Cristina Kirchner.

Por otro lado, se refirió a la determinación del Ejecutivo de reducir el arancel para importar computadoras, notebooks y tablets –bajará de 35 a 0%–, algo que podría impactar en un total de 4.900 trabajadores vinculados a tareas de ensamblaje.

Fuente: infobae.com

Compartir no cuesta nada...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

Noticias Relacionadas: