La fama le llegó de forma indirecta a Lucía Celasco . Sin embargo, en lugar de renegar de ese no solicitado legado familiar, supo capitalizar la atención mediática que recibe por ser la nieta de Susana Giménez para dar muestras de su afición por la moda y consagrarse como una de las it-girls del momento.

“Parecería que me amigué con la prensa, sí, ¡pero para nada! Sigo siendo bajo perfil, y todavía me cuesta mucho la exposición, no me gustan para nada las fotos ni las entrevistas. Pero de a poco me voy acostumbrando”, le contó Lucía a La Nación Revista. “Además es algo que me sirve, no tiene sentido negarlo, así que estoy tratando de aprovecharlo al máximo, entre otras cosas, para poder dar a conocer mi nueva página”, aseguró en referencia a su proyecto web Lucelasco.com.

Lucía Celasco

“Cada vez que me tengo que sacar fotos, sufro. Todavía me cuesta mucho y me da un poco de vergüenza. Yo no soy modelo. Me gusta involucrarme con las marcas, sí, pero desde otro lado”, explicó la nieta de la diva. De hecho, pese a mostrarse muy dispuesta a hablar sobre ella y su amor por la moda, evitó referirse a su noviazgo con Joaquín Rozas, para preservarlo: “Me gusta compartir muchas cosas de mi vida, pero mi intimidad, mi novio, mis amigas, siguen siendo personal y me gusta que eso se respete”.

Más allá de que es considerada una it-girl por su capacidad para marcar tendencia, Lucía prefiere tomar cierta distancia de ese mote. “Me gusta hablar de moda, pero no soy ninguna experta. Comparto lo que sé, lo que investigo y lo que me entero de pronto una semana. Es un mundo enorme, ser un verdadero conocedor de la moda implica muchísima dedicación y trabajo”, aseguró.

Fuente: LaNacion.com

Noticias Relacionadas:

Compartir no cuesta nada...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn