Tras el anuncio de la Presidenta de la Nación comenzaron a implementarse los cambios en la venta del gas envasado. Hoy culmina el programa que subsidiaba las garrafas sociales y el precio ya ronda los 100 pesos. Consumidores denunciaron especulación de los comerciantes.

La última semana presentó un quiebre en la venta del gas envasado. Puertas cerradas, carteles de “No hay gas” y los rumores de que el precio subiría drásticamente.

Sin el plan Garrafa para Todos el gas envasado subió de $16 a $97Efectivamente, las garrafas de 10 kilos presentaron una suba de 10 pesos por día, llegando a los 97 pesos. Además, en Gualeguaychú no es fácil conseguirla, ya que muchos comerciantes decidieron cerrar sus puertas o adujeron que no contaban con gas para la venta.

Luego de un relevamiento, ElDía constató que la mayoría de los comercios había cesado la venta y que la garrafa de 10 kilos se conseguía a 50 pesos el miércoles, a 60 pesos el viernes y sábado, y a 97 pesos ayer.

Esta estrepitosa suba del precio también se replicó en la ciudad de Gualeguay, alcanzando hasta los 120 pesos. En tanto, los lectores de ElDía online expresaron que en Zárate se consigue a 40 pesos, en Colón a 70, en Ibicuy a 100 y en Urdinarrain a 60 pesos.

Además, muchos vecinos comentaron desde diferentes barrios la realidad que atraviesan. Contaron que fueron hasta 8 veces a los distintos depósitos y que les explicaron “que no había llegado el camión” y que la última vez se encontraron directamente, con las puertas cerradas.

La mayoría coincidió en que el precio promedio de la garrafa de 10 kilos ronda entre los 90 y los 100 pesos y que es muy difícil conseguir. Con temperaturas que rondan los 25 grados, Gualeguaychú enfrenta un complicado panorama respecto al consumo de gas envasado. Con esta situación, los consumidores se preguntan qué pasará en el invierno y quién controlará el suministro normal y que se respeten precios razonables.

“Nos sacaron el subsidio”
Las puertas de los depósitos cerradas, los teléfonos descolgados. Sólo algunas palabras de los comerciantes a cargo de la venta de las garrafas explicaron que tienen poco en stock y “lo estoy vendiendo a 97 pesos la de 10 kilos. El salto del precio fue porque nos sacan el subsidio. Ahora no tenemos más cupo ni nada”.

Además, agregó que fueron “muchas las empresas que bajaron la persiana y ya no venden más. Yo estoy trabajando normalmente pero tengo muy poco gas, así que no sé hasta cuándo voy a aguantar”.

No lo manejará ANSES
Luego del anuncio de la Presidenta de la Nación, Cristina Fernández, acerca del nuevo programa de subsidios a las garrafas, desde ANSES Gualeguaychú salieron a explicar la situación.

Su titular, Roberto Buzzano, dijo a ElDía que “fue una mala interpretación de lo que dijo la Presidenta. Ella lo que dijo fue que iba a utilizar las bases de datos de ANSES, porque es la fuente más fidedigna que tienen respecto a ingresos y conformación familiar. Pero de ningún modo va a ser a través de la ANSES que se otorgue el subsidio”.

Asimismo, Buzzano expresó que “realmente no sé cómo va a ser el tema de la garrafa, pero nosotros no tenemos nada que ver; todo eso se va a manejar con las bases de datos a nivel nacional”.

¿Cómo se implementa? ¿Quién controla?
El programa Garrafa para Todos finaliza hoy, 31 de marzo y “los productores que no cumplan con la entrega serán sancionados”. Ese fue el anuncio desde el Gobierno Nacional, aunque algunas preguntas quedan sin respuestas. ¿Quién controlará el cumplimiento efectivo del nuevo programa?

La secretaria de Energía, Mariana Matranga, aseguró que el precio máximo al público que el Gobierno fijará para las garrafas de 10 kilos se ubicará entre 95 y 97 pesos, a partir de abril y que el nuevo programa subsidiará a 2,5 millones de familias.

Para identificar a los beneficiarios, la Secretaría de Energía cuenta con “un padrón automático elaborado a partir de la base de datos de la ANSES”.
Los beneficiarios serán aquellos hogares que no cuenten con acceso a gas de red y que perciban hasta dos salarios mínimos y hasta tres salarios mínimos para las viviendas en las que resida un familiar discapacitado o que se ubiquen en viviendas de uso social y comunitario.

Cómo pedir el beneficio
Quienes resulten excluidos de la incorporación masiva, pero consideren que cumplen los requisitos para acceder al subsidio podrán recurrir a la Secretaría de Energía, el Enargas y la Anses, a los que se sumará la línea telefónica 0800-666HOGAR (46427), y ante la duda se va a otorgar el beneficio.

Fuente: eldiaonline.com

Noticias Relacionadas:

Compartir no cuesta nada...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn