La Primera mandataria pidió “bajar un poquito esta tendencia de ponernos a todos de malhumor” y mando un duro mensaje a las Terminales. Los empresarios no tardaron en salir al cruce y dijeron que el problema en la caída de ventas es que el año pasado fue “récord”, mientras que este es “normal”.

Luego del anuncio de la Asociación de Concesionarios de Automotores (ACARA) de la caída del patentamiento de autos en un 30% interanual en agosto, la presidenta Cristina Kirchner salió al cruce de las empresas automotrices, y las acusó de no vender los autos y “encanutarlos”.

“Por un lado se dice que no hay actividad y por otro lado se dice que no se están vendiendo autos”, se quejó la jefa de Estado, y luego indicó que “las fábricas dicen que no se venden autos pero en las concesionarios no hay”.

Cristina indicó que “están acopiando autos” y luego fustigó: “Necesitamos que las empresas larguen los autos que tienen stockeados… aunque yo lo llamo encanutados”.

La primera mandataria tuvo expresiones duras no solamente con las automotrices, sino que también destinó críticas a industriales: “Están con capacidad instalada para producir más de lo que realmente se está produciendo”.

Cristina Kirchner también pidió “bajar un poquito esta tendencia a ponernos a todos de malhumor y de crear este clima” y luego lanzó: “Cuando se acerca diciembre, uno siente que hay una cosa que aletea“.

Además, destinó una crítica a los medios, al asegurar que aportan a crear el clima de tensión y se quejó de que lo “hagan con datos que no tienen nada que ver con la realidad”.

El lunes, el titular del gremio que nuclea a los trabajadores automotrices, Ricardo Pignanelli, estimó que son 12.000 los obreros que son suspendidos mensualemente durante dos días debido al “estancamiento” que afecta al sector.

La respuesta de las concesionarias
El presidente de ACARA, Abel Bomrad, salió a responder a mencionadas acusaciones y señaló: “No veo donde está el negocio de encanutar los autos”.

 “Se supone que tanto industria como comercio generan la utilidad con el movimiento. En el caso del concesionario, este vende lo que puede reponer”, argumentó Bomrad en diálogo con MDZ Radio.

Según afirmó Bomrad, citado en MDZ Online, “un problema” es que la demanda es “menor a la del año pasado, que fue récord, y todo el plus” que el sector tenía gracias a esa demanda récord “ha desaparecido”. “Ahora estamos en un número normal, pero además la devaluación generó un alto impacto”, apuntó.

“El otro problema –agregó- es el de abastecimiento. Sabemos que hay restricciones en la liberación de divisas, y se crea así un combo difícil”.

De todos modos, Bomrad afirmó que “el plan Procreautos ha movido y ha generado una expectativa”. Y que si bien hubo una caída del 30%, esa caída es contra un año que fue récord en ventas, pero que éste “no es un mal año”.

Fuente: iprofesional.com

Noticias Relacionadas:

Compartir no cuesta nada...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn