El hombre, de 40 años, apareció colgado de un árbol y con marcas por golpes.

Ayer, su hijo empezaba el jardín de infantes. Durante el fin de semana les había contado a sus íntimos que esperaba ese momento con ansiedad y emoción. Y hasta avisó a compañeros de trabajo que se tomaría el día para compartirlo con él. Pero el lunes que para Gustavo Medina, de 40 años, amaneció lleno de expectativas se truncó de manera trágica: a primera hora lo encontraron con una soga al cuello, colgado de un árbol.

Investigan en Mar del Plata la muerte del asesor de un diputado bonaerense de GENSegún sus familiares, tenía golpes y lesiones que hacían presumir que no decidió su muerte, sino que fue obra de terceros.

La víctima era secretario y asesor del diputado provincial Pablo Farías y con participación activa en el partido GEN, que tiene como principal referente en la provincia a la legisladora nacional Margarita Stolbizer, con quien había estado en los últimos días cuando ella visitó la ciudad.

El cadáver de Medina fue encontrado por la mañana, a las 8, por vecinos de la calle Magnasco al 500, casi en la intersección con Magallanes, en las inmediaciones de la Facultad de Ingeniería y a unas 10 cuadras del estadio Mundialista.

Estaba colgado de un árbol, a más de cinco metros de altura y junto a un paredón. La víctima vivía a más de 30 cuadras del lugar y sus padres fueron los últimos en verlo con vida, anteanoche.

“La policía tomó el caso como si fuera un suicidio cuando, en realidad, nosotros pudimos ver que Pablo tenía golpes en la cara, en los brazos y marcas en las muñecas, como si lo hubiesen atado con una soga”, señaló Luis Medina, hermano del joven fallecido, que estaba molesto con las autoridades que trabajan en la investigación.

Tanto sus familiares como el legislador con el que colaboraba de manera estrecha le habían escuchado mencionar en los últimos tiempos que estaba afrontando “algunos problemas”, de los cuales a ninguno de ellos les había dado detalles. Pero a cada mención al respecto le seguía una señal de tranquilidad que él mismo intentaba transmitir. “Ya lo voy a resolver”, respondía.

Farías, por lo pronto, se mostró ayer conmovido por la muerte de Medina y dejó en claro que no había motivos que hicieran presumir que el caso tuviera un origen o trasfondo vinculado con la política.

“Anoche -por anteayer- me comentó que tenía algunos problemas que debía solucionar, pero no pasó de eso”, según trascendió del caso.

El resultado de la autopsia (que se realizaba al cierre de esta edición) sería fundamental para determinar si se trató de un suicidio o de un crimen. El fiscal a cargo del caso, Fernando Castro, esperaba el informe para dar un perfil definitivo a la investigación que abrió como averiguación de causal de muerte.

Fuente: lanacion.com.ar

Noticias Relacionadas:

Compartir no cuesta nada...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn