Los terroristas del Estado Islámico amenazaron al dueño de Twitter

El extremismo islamista y la Web. Es por cerrar las cuentas usadas para hacer propaganda de sus actos más violentos, como publicar videos de decapitaciones.

El grupo terrorista Estado Islámico (EI, o Isis por sus siglas en inglés) amenazó asesinar al cofundador de Twitter, Jack Dorsey, luego de que esa red social bloqueara cuentas de miles de terroristas y yihadistas que fomentan la violencia y dedican su tiempo a reclutar extremistas. El EI también amenazó a todos los empleados de Twitter, firma creada en 2006 por Dorsey y otros jóvenes innovadores de Internet. Es la red de “microblogging” más popular del mundo, y los grupos islamistas la utilizan a menudo para difundir sus atrocidades, como las decapitaciones de rehenes.

Los terroristas del Estado Islámico amenazaron al dueño de TwitterEn un comunicado citado por varios medios de prensa, el EI llama a sus combatientes a atacar todos los intereses de la empresa en respuesta al cierre de miles de cuentas de terroristas de Twitter. La firma realiza casi a diario esta tarea para evitar ser utilizada de canal de propaganda por los terroristas islámicos. A la amenaza contra Dorsey se suma la advertencia de muerte que se les hizo a los empleados de la compañía con sede en California. Los equipos de seguridad del empresario y las agencias de inteligencia de Estados Unidos tratan de establecer la veracidad de las amenazas, aunque todo indica que son ciertas.

“Nuestro equipo de seguridad está investigando la veracidad de estas amenazas con los funcionarios de la ley pertinentes”, afirmó un representante de Twitter en un comunicado el lunes. El portal Buzzfeed fue el primero en informar sobre el grave asunto. Jack Dorsey no habló ni admitió haber recibido las amenazas en sus “tuits” del domingo.

Los mensajes fueron publicados en un sitio web anónimo para compartir archivos llamado Pastebin. “Su guerra virtual contra nosotros provocará una guerra real contra ustedes”, decía la publicación del grupo terrorista Estado Islámico, según cita Buzzfeed. “Les dijimos desde un comienzo que no es su guerra, pero no entendieron y siguieron cerrando nuestras cuentas en Twitter, pero siempre volvemos”, agregaron. “Jack, ¿cómo protegerá a sus empleados cuando sean un blanco oficial?”, amenazan los terroristas. “¿Qué respuesta dará a sus familias e hijos?” agregan. El post de los terroristas incluye una imagen de Dorsey con una mira sobre su rostro (la imagen que ilustra esta nota).

Los encargados de la propaganda en Internet del Estado Islámico han recurrido fuertemente a Twitter y a otras redes sociales para coordinarse y comunicarse, incluyendo la publicación de aberantes videos de decapitaciones de sus víctimas y otros ataques contra sus enemigos. Las compañías de redes sociales, incluyendo a Twitter, han retirado contenido y suspendido cuentas que publican ese material. Las normas para los usuarios de Twitter prohíben el uso del servicio para fomentar la violencia y las amenazas, indicando en su sitio web que “no se pueden publicar amenazas directas o específicas de violencia contra otros”. Los terroristas de EI violan esa norma, como es obvio. No obstante, la compañía no “supervisa proactivamente el contenido”, según señaló un portavoz de la red a la agencia Reuters la semana pasada, añadiendo que estas políticas eran las mismas de otras compañías similares. Twitter tiene más de 288 millones de usuarios en todo el mundo.

Fuente: lacapital.com.ar

Noticias Relacionadas:

Compartir no cuesta nada...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn