La ley fue aprobada a fines del año pasado y a partir de su implementación, se registró una fuerte caída de las ventas como consecuencia del incremento de los precios. Diputados de Unión Pro presentaron un proyecto para derogarla y desde el Frente Renovador anticiparon que harán lo propio.

Una fuerte embestida contra el impuesto a los autos de alta gama anticipa que, que le adjudica a esa ley la responsabilidad de haber generado una fuerte crisis en el sector automotriz. Así las cosas, se impulsan iniciativas desde Unión Pro y el Frente Renovador para derogar la norma.

La diputada Patricia Bullrich, acompañada por sus pares Sergio Bergman, Laura Alonso, Pablo Tonelli, Cornelia Schmidt Liermann y Gisela Scaglia, todos pertenecientes al bloque Unión Pro, presentaron un proyecto con el objetivo de derogar la ley 26.929 de impuesto sobre los automotores llamados “de alta gama” con precios superiores a $170.000.

Al fundamentar su proyecto, Bullrich expresó que “es evidente la existencia de graves y negativas consecuencias generadas por la ley mencionada, que se traducen en pérdidas de puestos laborales genuinos en la industria automotriz y su correlato en la industria autopartista como así también en concesionarios y ha generado un cuadro similar en la industria de las motos”.

“Este impuesto, lejos de recaudar los $200.000.000 presupuestados al momento de su sanción, se ha convertido en un factor de regresión industrial y de aumento del cuadro recesivo que se observa en nuestro país, afectando a más de 170.000.- trabajadores de la industria automotriz, que ya registra como es de público conocimiento despidos y suspensiones, como así también en los mas de 16.000.- trabajadores en la industria de moto vehículos. Trabajadores que ven de este modo alterada la paz social. Ante los hechos considerados, pedimos que dicho impuesto sea derogado con urgencia”, argumentó la legisladora.

A su vez, el diputado del Frente Renovador y secretario del gremio de Sanidad, Héctor Daer, declaró que “la caída en producción, ventas y puestos de trabajo de la industria automotor dejó claro que el impuesto creado a fines del 2013 con la finalidad de corregir la venta de vehículos que venían del exterior a un dólar muy barato, fue una mala idea”.

En declaraciones a radio El Mundo, el impulsor del proyecto de ley agregó que este impuesto “destruyó no sólo el mercado doméstico sino el intercambio con los países del Mercosur” y consideró que la industria que antes hacía subir el PBI argentino ahora “desfinancia” la economía.

El proyecto gestado por Daer e Ignacio de Mendiguren con sus perspectivas gremial y empresaria, respectivamente, plantea “eliminar totalmente el impuesto que se generó con la última reforma tributaria” y será presentado este lunes en el Congreso de la Nación.

El diputado y líder gremial calificó de “incoherente” a la política monetaria argentina y adhirió que “cuando se habla del modelo industrial, en la mayoría de los casos se está hablando de productos que son ensambles pero se venden con bandera argentina”.

Por último, Daer se refirió al conflicto que atraviesa la autopartista Gestamp y consideró que forma parte de la industria “con menos respaldo”. Al respecto instó a que la situación se resuelva lo antes posible ya que “está perjudicando al resto de la industria”.

Fuente: iprofesional.com

Noticias Relacionadas:

Compartir no cuesta nada...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn