Desde este miércoles, Argentina pondrá en vigencia una norma que controla la cantidad de grasas trans en los alimentos. Será el primer país de América Latina en hacerlo. Según especialistas, la utilización de ese esas sustancias, implementadas por la industria alimenticia en los productos, incrementa el riesgo de infartos y otras enfermedades cardiovasculares.

El Viceministro de Salud de la Nación, Jaime Lazovsky, aseveró que “gran parte de la industria ya efectuó la reconversión. Queda por reforzar el cumplimiento en productos de repostería, confitería y artesanales”. Efectivamente, de acuerdo con el monitoreo efectuado por el Instituto Nacional de Alimentos (INAL), el 68 por ciento de las marcas de baño de repostería todavía no cumple con la normativa, así como el 54 por ciento de los productos de panadería envasados y el 29 por ciento de los alfajores y las barras de cereal. En el caso de las galletitas, el 22 por ciento todavía no cumple. Mejor es el desempeño de las tapas de empanadas y tartas, ya que sólo el 8 por ciento no cumple con la limitación. Además resta por reforzar el trabajo con las panaderías, que están mucho más dispersas que las empresas que proveen alimentos envasados.

El 3 de diciembre de 2010 se dispuso una modificación del Código Alimentario por la cual “el contenido de ácidos grasos trans de producción industrial en los alimentos no debe ser mayor al 2 por ciento del total de grasas en aceites vegetales y margarinas y no puede superar el 5 por ciento en el resto de los alimentos”.

De este modo, Argentina es el primer país de las Américas en incorporar esta normativa, que fue recomendada en 2008 por la Declaración de Río de Janeiro “América Libre de Grasas Trans”.

Lazovsky, señaló que “más del 75 por ciento de los productos se redujo a los valores requeridos antes de que la norma entrara en vigencia”, en el marco de un trabajo que incluyó a las cámaras empresarias, el Conicet y el Instituto de Tecnología Industrial (INTI).

Fuente: lanoticia1.com

Noticias Relacionadas:

Compartir no cuesta nada...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn