Las netbooks de Conectar Igualdad llegaron a la escuela del Garrahan

“Los chicos que están acá pueden seguir sus estudios primarios y secundarios, les vamos a traer computadoras como a todas las escuelas del país”, aseguró Bossio en rueda de prensa.

El funcionario sostuvo que ahora los adolescentes que asisten a la Escuela Hospital N° 2 Profesor Juan P.Garrahan, “van a tener la posibilidad de seguir estudiando digitalmente” para no atrasarse en sus estudios secundarios y primarios al “tener la posibilidad de continuarlos” en el establecimiento. La existencia de una escuela -que funciona desde 1987- en el hospital de Pediatría Juan Garrahan responde a los ideales de esta institución, cuyo objetivo no sólo es tratar los problemas de salud de niñas, niños y adolescentes, sino proveerles atención integral, lo que implica la satisfacción de las necesidades educativas propias de cada edad.

Finalizada la internación o el tratamiento ambulatorio, se realizan articulaciones con las escuelas de origen o la escuela domiciliaria, a efectos de sostener la continuidad educativa de los chicos. Según datos provistos por el Garrahan, en la escuela Hospitalaria Nº 2 estudian en promedio unos 1.000 chicos en sus cuatro niveles: atención temprana (con 200 alumnos), nivel inicial (400), nivel primario (700) y nivel secundario (45). “En la Escuela Hospitalaria nos proponemos enseñar como en todas las escuelas, pero teniendo en cuenta las circunstancias especiales por las que están pasando nuestros alumnos”, explicó a Télam la directora de la escuela, Patricia Guzmán. La docente consideró que el hecho de que cada chico disponga de una netbook favorecerá la comunicación con su escuela de origen mientras permanezcan internados en el hospital, en su domicilio o con un tratamiento ambulatorio que les impida asistir regularmente al establecimiento al que asistían, que en ocasiones están en otras provincias. “De esta forma, el chico puede recibir su trabajo práctico, imprimir en la escuela hospitalaria, o mandar por mail para corregir un material”, explicó Guzmán, quien aseguró esta iniciativa implica “igualar oportunidades”.

El pequeño saloncito donde se realizó el acto lucía abarrotado entre autoridades, padres, alumnos y los medios de comunicación que cubrían la actividad. Sin embargo, hasta último momento fueron llegando chicos que inicialmente no iban a concurrir pero que al final no quisieron perderse ese momento, aunque tuvieran que concurrir con sus barbijos o con arrastrando el suero. “Había mucha expectativa, por eso, algunos se podían levantar y otros no, pero a último minuto aparecieron igual con la vía colocada y todas las ganas que ellos le ponen. Apostamos a que ellos quieren aprender: si ellos tienen ganas, nosotros estamos”, dijo Guzmán.

Nancy Onusco, quien recibió la computadora en nombre de su hijo de 15 años internado por fibrosis quística, contó que el chico “está re contento” con la posibilidad de tener su primera netbook: “me decía ‘¡al fin me toca a mí!’”, relató, y se mostró confiada en que “la computadora le va a ayudar mucho a integrar los conocimientos”. Entre los chicos que fueron a buscar personalmente su dispositivo estuvo Matías Navarro, de 16 años, a quien le practicaron una neumonectomía (extirpación quirúrgica de un pulmón) y desde los 7 meses se trata en el hospital por EPOC. “Con esta netbook voy a poder estudiar mejor”, aseguró.

Bossio firmó también un convenio marco con la dirección del hospital para formalizar la apertura de una oficina fija de la Anses en el interior de la institución, que todos los días de 9 a 14 atiende sin turnos trámites de Asignación Universal por Hijo, Asignación Universal por Embarazo, CUIL y Progresar, entre otros. “La existencia de una oficina de la Anses acá es fundamental ya que todas las familias pueden realizar los trámites para todos los planes y beneficios sin salir del hospital y eso es crucial cuando se tiene a un niño internado”, afirmó el presidente del Consejo de Administración del Garrahan, Marcelo Scopinaro.

El hospital en cuestión es el máximo referente de salud pública, gratuita y de alta complejidad pediátrica de la Argentina. Cada año, realiza más de 400.000 consultas y 10.000 cirugías, y egresan del establecimiento alrededor de 22.000 chicos. Esta institución tiene una de las tres escuelas hospitalarias que funcionan en los establecimientos pediátricos de la Ciudad de Buenos Aires, además de las del Gutiérrez y el Pedro Elizalde.

Fuente: entornointeligente.com

Noticias Relacionadas:

Compartir no cuesta nada...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn