Emotivo homenaje a un año de la tragedia de Barracas

Emotivo homenaje a un año de la tragedia de BarracasFamiliares y compañeros de los 9 bomberos y el rescatista muertos en el incendio de Iron Mountain los recordaron con una ceremonia.

Familiares y colegas de los nueve bomberos y un rescatista muertos durante el incendio del depósito de la empresa Iron Mountain del barrio de Barracas homenajearon a las víctimas e insistieron con sus sospechas de que el fuego se inició de forma intencional.

Jorge Campos, bombero desde hace 48 años y padre de Sebastián “Cacho” Campos, una de las víctimas fatales de la tragedia de Barracas, aseguró que “no se trató de un accidente, pese a que la fiscal del caso se incline por esa teoría”.

“Sabemos que se trató de un hecho premeditado, si no cómo explican que se desarrollaron cuatro focos ígneos simultáneos en distintos lugares”, sostuvo y agregó que “además, los tanques de agua de emergencia del depósito estaban vacíos”.

También dolido por la marcha judicial sostuvo enfáticamente: “La fiscal del caso, por Marcela Sánchez, jamás nos llamó para hacernos algunas preguntas o para darnos detalles de la causa, ni le conozco la cara”.

Durante la ceremonia, se realizó un minuto de silencio, el toque de sirenas, una bendición religiosa y la colocación en ofrendas florales que fueron enviadas por distintos cuarteles de bomberos, la prefectura Naval y Cascos Blancos (organismo perteneciente a la subsecretaria de Ayuda Humanitaria Internacional que depende de Cancillería) entre otros.

Entre los oradores estuvieron Nora Fernández, segundo oficial de bomberos y mamá de Facundo Ambrossi (otra de las víctimas) y Rodrigo Ambrossi, primer oficial de bomberos, hermano de Facundo. Estuvo presente, además, el ministro de Seguridad porteño, Guillermo Montenegro.

El incendio se inició el 5 de febrero de 2014, alrededor de las 8, en el sector que da a la calle Azara 1245 -entre Salvadores, Gaspar Jovellanos y Quinquela Martín- y rápidamente se propagó a todo el edificio.

Alrededor de las 9,15, con el fuego descontrolado, el paredón que da a la calle Gaspar Jovellanos se desplomó sobre un grupo de operarios -entre bomberos, personal de la Guardia de Auxilio y de Defensa Civil- que trabajaban en el lugar provocando la muerte de 10 de ellos y varios heridos.

Fuente: diarioz.com.ar

Noticias Relacionadas:

Compartir no cuesta nada...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn