Keiko Fujimori, la candidata de Fuerza Popular, llega empatada al ballotage de hoy en Perú con su contrincante de Peruanos por el Kambio, Pedro Pablo Kuczynski, quien achicó la diferencia considerablemente, luego de recibir en los últimos días varias adhesiones de fuerzas políticas que intentan evitar el regreso del fujimorismo al poder.

Las encuestas, publicadas hasta hace una semana por la veda electoral, mostraron que Keiko (41 años) llevaba alrededor de cinco puntos de ventaja sobre PPK (77), pero estudios difundidos en medios internacionales durante el viernes y sábado arrojaban un empate técnico.

Perú elige presidente: Keiko Fujimori o Pedro Pablo KuczynskiEl ex ministro de Economía (que obtuvo el 21% de los votos válidos en abril, frente al 39,9% de su rival) intentó remontar el resultado con duros ataques en el último debate al autoritarismo que representaría su contrincante y recordó las investigaciones a su entorno, ligadas a negocios de lavado de dinero y narcotráfico.

Sin embargo, Kuczynski no ha logrado desligarse de su imagen de banquero perteneciente a la aristocracia limeña, y fue atacado por viajar ocho días a Estados Unidos luego de la elección del 11 de abril. “PPK (como es conocido el candidato) es visto como un representante del sector empresarial, que ha estado en las decisiones económicas más importantes del país.Tiene una probada capacidad, pero es una combinación no muy atractiva para muchos grupos, que critican los límites del alcance del Estado y de sus servicios públicos en los últimos años”, apuntó a Infobae Iván Lanegra, catedrático de la Universidad Católica del Perú.

PPK tampoco logró transmitir una idea de “mano dura” contra el problema de la delincuencia que sufre la población peruana, mientras que una de las virtudes más destacadas por los votantes de Fujimori son sus propuestas de aumento de condenas a los criminales y una posible intervención de las Fuerzas Armadas para tareas de seguridad en las calles.

Las encuestas arrojaban un alto número de indecisos, entre los casi 23 millones de peruanos habilitados para votar en el ballotage, lo que da esperanza a los grupos de oposición al fujimorismo de revertir el resultado. La volatilidad de los votantes y la multitudinaria manifestación del martes en contra de Keiko Fujimori podría darle un margen más estrecho al desenlace.

La tendencia señalaba que Keiko estaba en alza hasta la última semana, aunque eso se revirtió. Los indecisos podrían estar más inclinados hacia ella, porque en su mayoría son mujeres rurales del sector económico D. Sin embargo, los últimos apoyos hacia PPK, las editoriales del diario El Comercio y la marcha del colectivo Keiko No Va (realizada el martes) pueden jugar un papel importante”, señaló el politólogo Mauricio Zavaleta.

Fuente: infobae.com

Noticias Relacionadas:

Compartir no cuesta nada...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn