La adhesión al paro docente fue una de las más importantes de los últimos diez años. A esta medida se le sumó el paro que también convocó la Asociación de Trabajadores del Estado. Las negociaciones con el gobierno continuarán el viernes. Hacía muchos años que no se veía un paro docente y de trabajadores estatales tan contundentes y con movilizaciones multitudinarias.

Ayer las calles de la ciudad se llenaron de trabajadores de la educación y del Estado que marcharon reclamando por mejoras salariales.

El paro docente comenzó ayer y se extenderá hasta mañana, afectando el inicio del ciclo lectivo 2014. Si bien la patronal –el gobierno- y los gremios volverán a encontrarse mañana al mediodía, el rechazo por inconstitucional de la conciliación obligatoria que dictó a última hora del martes el gobierno es un claro signo del malestar de los maestros.

“Nuestra consigna es clara: salario digno o continuidad de la lucha”, advirtieron desde la Asociación Gremial del Magisterio de Entre Ríos (Agmer).

En la capital provincial también se hizo sentir la protesta, cuando los docentes marcharon en fila ocupando cinco cuadras hacia Casa de Gobierno, rechazando por insuficiente la propuesta de aumento salarial del 22 por ciento que ofreció el Ejecutivo provincial.

En ese marco, el secretario general de Agmer, Fabián Peccín, señaló que la oferta de la provincia “sigue la receta nacional” y “está muy lejos” de ser lo que necesitan los maestros entrerrianos. Asimismo, advirtió que esperan que este viernes, cuando se vuelvan a reunir con los funcionarios, se les ofrezca un “salario digno”, de lo contrario continuarán con la lucha. Señaló que la adhesión al paro fue del 95 por ciento y reclamó por la demora del gobierno para hacer un ofrecimiento concreto.

En Gualeguaychú marcharon junto con los docentes los empleados nucleados en la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) que también se plegaron a la jornada de protesta junto con la Central de Trabajadores Argentinos (CTA).

Con banderas en alto, con diferentes cánticos haciendo referencia a la debilidad del gobierno entrerriano en materia salarial y al ritmo de tambores y bombas de estruendo, expresaron el generalizado malestar de los trabajadores que dependen del gobierno de Sergio Urribarri.

El Ministerio de Trabajo de Entre Ríos dictó la conciliación obligatoria en el conflicto que involucra a los gremios docentes a las 21 del martes, es decir, a pocas horas de iniciarse el paro por 72 horas que concluirá mañana.

La disposición fue emitida para garantizar el comienzo de clases, pero así y todo el paro docente tuvo un alto acatamiento y prácticamente no hubo clases en las escuelas entrerrianas.

Las negociaciones continuarán hoy a las 9 y tendrá la característica de que las partes se sentarán a negociar con un paro en curso.

“El gobierno de Entre Ríos quiere garantizar el comienzo de clases, por eso hemos dictado la conciliación obligatoria, lo que implica dejar sin efecto por todo el tiempo que dure la conciliación obligatoria las medidas de acción directa”, explicó el ministro de Trabajo, Guillermo Smaldone.

Desde la Asociación Gremial del Magisterio de Entre Ríos (Agmer), se respondió con un rechazo de plano a la conciliación obligatoria y ratificando las medidas de fuerzas dispuestas desde ayer y hasta mañana. El rechazo fue argumentado también porque el “organismo no tiene facultades para dicha convocatoria, tal cual lo establece la Ley de Paritarias Docentes de la provincia, por lo cual hemos considerado a la pretendida conciliación obligatoria como improcedente e inconstitucional”.

“La voluntad de diálogo ha sido muy importante. Lamentamos no haber podido generar el consenso general para arribar a una negociación satisfactoria para ambas partes”, el ministro.

Desde Agmer también se respondió: “Como organización sindical asistimos desde el 6 de enero, ante convocatoria del propio Ministerio sin haber obtenido, a lo largo de todo el tiempo de la negociación paritaria, una propuesta de recomposición salarial alguna”.

“Por lo tanto que se nos convoque a conciliación obligatoria es inaceptable a horas de haber recibido en el ámbito de una mesa de negociación una propuesta que rechazamos por insuficiente, cuando en ese mismo ámbito acordamos seguir dialogando el viernes 7 de marzo”. En ese marco y pese a este antecedente, Agmer confirmó que participará de la audiencia que fue acordada para el viernes al mediodía y que para la de hoy a las 9 concurrirán a la sede del Ministerio de Trabajo pero para rechazar la conciliación obligatoria por inconstitucional.

Movilización
Ayer, Agmer junto a otros gremios docentes se movilizó en la primera jornada de paro que tuvo una adhesión del 95 por ciento en toda la provincia. El rechazo a las ofertas salariales presentadas; la inclusión de montos en concepto de presentismo y la preocupación por un tercer año de cierre de paritaria sin acuerdo fueron los ejes del reclamo. La marcha fue multitudinaria y participaron docentes de todos los Departamentos, que se sumaron a la convocatoria que se desarrolló en la explanada de la Casa de Gobierno.

Contexto y perspectiva
La última vez que ambas partes se reunieron fue el martes 4 de enero. Por el gobierno provincial participaron los ministros de Gobierno, Educación y Economía y la presidenta del Consejo General de Educación (CGE) Claudia Vallori. Por Agmer asistieron el secretario general Fabián Peccín, el secretario Adjunto, Alejandro Bernasconi, el secretario Gremial, Manuel Gómez; y el secretario de Administración y Actas, Miguel Stegbañer; además de los representantes de la Asociación del Magisterio de Enseñanza Técnica (Amet), Unión Docentes Argentinos (Uda) y el Sindicato de Docentes Privados (Sadop).

La propuesta del Gobierno fue rechazada por insuficiente y consistió en los siguientes puntos:
1) Se reiteró el esquema propuesto por Nación de un incremento salarial del 12 por ciento a partir de marzo, cinco por ciento en agosto y cinco por ciento en noviembre, sumando un 22 por ciento anual, no sobre el salario inicial sino sobre el básico y básico conformado.

2) Se establece a partir de marzo un salario inicial de 4.025, que desde agosto pasaría a 4.196 pesos llegando a noviembre a 4.368 pesos.

3) El código 06 tendría un aumento del 13 por ciento desde marzo, siete por ciento en agosto y otro siete por ciento en noviembre.

4) La provincia incorpora un concepto en carácter de “material didáctico” (por lo tanto no remunerativo y no bonificable) de 200 a partir de marzo pero únicamente para los cargos iniciales de hasta 971 puntos.

Los gremios preguntaron en ese encuentro por las propuestas trabajadas en el marco de la paritaria y en las cuales se había avanzado en acuerdos. Las autoridades plantearon que las mismas se dieron en un ámbito que ya había concluido por lo tanto no forman parte de la propuesta presentada. Acto seguido los representantes de los docentes rechazaron la propuesta tanto en los montos en que se presentaba como en su distribución temporal, por lo cual quedó ratificado el paro que comenzó ayer.

Fue en esa reunión que se acordó un nuevo encuentro para el viernes a las 12, momento en que se sabrá si el conflicto en Educación se superará o tendrá una escalada con más paros.

Fuente: diarioelargentino.com.ar

Noticias Relacionadas:

Compartir no cuesta nada...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn