Para tratar de agilizar los juicios de los jubilados, la Corte Suprema dispuso la intervención de las cámaras federales de todo el país.

La Corte Suprema resolvió ayer intervenir en forma activa ante la situación de colapso que atraviesa el fuero previsional, donde se acumulan cientos de miles de reclamos de jubilados: dispuso que las Cámaras Federales de todo el país están en condiciones de revisar los juicios previsionales (o sea que las declaró competentes) y no sólo la Cámara Federal de la Seguridad Social, con sede en esta capital, como ocurría hasta ahora.

Además, la Corte firmó una Acordada en la que exhorta al Poder Ejecutivo para que la ANSES acate las decisiones adoptadas en forma reiterada por la Corte, donde se dispuso la movilidad de las jubilaciones, lo que significa que ese organismo debe dejar de apelar en todas las instancias las sentencias que lo obligan a pagar los reajustes previsionales. La Corte también reclamó al Congreso la creación de nuevos tribunales con competencia en materia de seguridad social, así como “dictar las disposiciones que permitan abreviar los procedimientos por los cuales tramitan esta clase de asuntos”.

La decisión de la Corte fue firmada por todos sus jueces, a excepción de Carmen Argibay, quien continúa “internada pero estable”, según fuentes del tribunal. La resolución destaca que la unificación de todas las causas en el fuero federal de la Seguridad Social, dispuesto por ley en 1995, durante la gestión del ex ministro Domingo Cavallo, apuntaba a facilitar y agilizar la tramitación de los expedientes, pero “tales objetivos no se cumplieron sino que por el contrario” afectó en forma decisiva la posibilidad de que los jubilados obtengan en forma rápida y eficiente una respuesta de los jueces. Según cifras que maneja la propia Corte, en esa Cámara se acumulan actualmente unas 230 mil causas.

Por eso, la Corte dispuso que cámaras federales de todo el país están en condiciones de revisar los juicios previsionales. Es decir, que los jubilados de otras jurisdicciones harán su reclamo ante la Cámara Federal correspondiente a su zona, en tanto los de Capital Federal seguirán haciéndolo ante la Cámara Federal de la Seguridad Social. Los juicios en trámite también deberán ser enviados a las Cámaras federales que corresponda.

La decisión de la Corte fue adoptada en la causa “Pedraza Héctor Hugo contra Anses sobre acción de amparo”, y lleva la firma de los jueces Ricardo Lorenzetti, Elena Highton de Nolasco, Carlos Fayt, Juan Carlos Maqueda, Eugenio Zaffaroni y Enrique Petracchi (quien elaboró un voto propio). El tribunal resolvió declarar la inconstitucionalidad del artículo 18 de la ley 24.463, sancionada del año 1995, y consideró que las Cámaras federal con siento en las provincias deben intervenir en las apelaciones de los juicios previsionales, para garantizar “la aplicación efectiva de los derechos de los jubilados”.

Fuente: clarin.com

Noticias Relacionadas:

Compartir no cuesta nada...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn