El gobierno nacional dispuso hoy ampliar en 2.000 millones de pesos la partida presupuestaria destinada al pago de deudas previsionales reconocidas en sede judicial y administrativa, como consecuencia de retroactivos originados en ajustes practicados en las prestaciones del Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA), a cargo de la ANSES (Administración Nacional de la Seguridad Social).

La medida se dispuso a través de la decisión administrativa 837, publicada en el Boletín Oficial, que también modifica la distribución del Presupuesto General de la Administración Nacional para el actual ejercicio, a fin de reforzar los créditos destinados a un conjunto de jurisdicciones de los tres poderes del Estado.

Con el objeto de atender gastos de inversión, se adecua el presupuesto vigente del Consejo de la Magistratura, de la Corte Suprema de Justicia y de la Procuración General de la Nación (en este caso, también para gastos de funcionamiento).

A la vez, para afrontar insuficiencias crediticias de gastos en Personal en el ámbito del Poder Legislativo, se modifica el Presupuesto vigente de la Biblioteca del Congreso de la Nación; de la Dirección de Ayuda Social para el trabajadores del Parlamento; y de la Procuración Penitenciaria de la Nación.

También se modifican partidas de las secretarías General de la Presidencia, destinadas al pago de compromisos contraídos por el Estado Nacional; y de Programación para la Prevención de la Drogadicción y Lucha contra el Narcotráfico, a fin de atender erogaciones resultantes de las mejoras en las remuneraciones.

En el caso de la Sindicatura General de la Nación (SIGEN), el refuerzo se dispone para no resentir su funcionamiento, mientras la suba de créditos al Ministerio de Cultura se establece a fin de cubrir gastos del Museo del Bicentenario y otras actividades culturales.

La modificación presupuestaria para atender mayores gastos salariales abarca asimismo al Teatro Cervantes, a la Biblioteca Nacional, al Instituto Nacional del Teatro y al Fondo Nacional de las Artes.

En el área de la Jefatura de Gabinete se refuerzan partidas para la propia cartera; la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable; y la Autoridad de la Cuenca Matanza-Riachuelo (Acumar, para financiar obras que ejecutará AySA).

La Cancillería, en tanto, refuerza sus créditos para atender los mayores gastos derivados de las diferencias por tipo de cambio, y otras necesidades prioritarias, como las actividades relacionadas con la participación argentina en eventos internacionales; la transferencia de capital a la Comisión Administradora del Río Uruguay; y los gastos programados de las representaciones en el exterior.

La decisión administrativa refuerza además -en el ámbito de Interior y Transporte- las transferencias para el Fondo Partidario Permanente; la Dirección Nacional de Migraciones; y la Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT).

Otros aportes extra se disponen para el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos; el Inadi (Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo); y el Ente de Cooperación Técnica del Servicio Penitenciario Federal (con el propósito de financiar la adquisición de insumos para los talleres de laborterapia).

Del mismo modo se modifican partidas del Ministerio de Seguridad, para el Programa Federal de Colaboración y Asistencia para la Seguridad; y para atender mayores gastos operativos de la Policía Federal, la Prefectura Naval y la Gendarmería.

En Defensa, el refuerzo obedece a la necesidad de afrontar los requerimientos relacionados con la presencia argentina en el continente antártico; el operativo de lucha contra el narcotráfico Fortín II; la adquisición de munición y apoyo económico a empresas vinculadas a la cartera; el sostenimiento del sistema logístico aéreo; el patrullaje y control del mar argentino; la recuperación de hospitales y otros gastos de funcionamiento, así como la adquisición de insumos para la Dirección General de Fabricaciones Militares.

En el caso de Educación, la modificación presupuestaria se dispone a fin de atender gastos derivados por la aplicación de la ley de Educación Técnico Profesional; los planes FINES y de mejora institucional en escuelas secundarias, y las nuevas políticas de infraestructura y equipamiento escolar.

A la vez, en el área de Salud, los nuevos aportes corresponden al funcionamiento de los hospitales de alta complejidad en red “El Cruce–Doctor Néstor Carlos Kirchner”, de Florencio Varela, y Garrahan; y para la adquisición de leche, vacunas y medicamentos, entre otros conceptos.

Se contemplan también asignaciones con destino al Centro Nacional de Reeducación Social; los hospitales nacionales Baldomero Sommer y Alejandro Posadas; la Colonia nacional Manuel Montes de Oca; el Instituto Nacional de Rehabilitacion Psicofísica del Sur; y el Servicio Nacional de Rehabilitación, con el objeto de adquirir insumos médicos y afrontar gastos de funcionamiento y de asistencia.

Por último, se modifican créditos de la Secretaría de Niñez, Adolescencia y Familia, para gastos de funcionamiento y acciones asistenciales.

Fuente: sitioandino.com

Noticias Relacionadas:

Compartir no cuesta nada...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn