No hubo temporal durante la madrugada, pero el agua sorprendió a todos. Como una fuente sin cauce, esta mañana transformó en un lago el cruce de la calles La Pampa y Dragones, en el límite entre Palermo y Belgrano.

​Una rotura de un caño de un metro de diámetro fue el causante del manantial inesperado. “Dada la cercanía a la planta potabilizadora San Martín, por La Pampa pasan cuatro cañerías grandes. Una de ellas sufrió una pérdida alrededor de las siete de la mañana”, dijo a la prensa un vocero de la empresa Agua y Saneamientos Argentinos (AySA).

Por un caño roto, se formó un "lago" en La Pampa y Figueroa AlcortaLos operarios de AySA primero identificaron el caño que registraba problemas, luego cerraron las válvulas de distribución y, cerca de las once, intentaban contener el escape de agua para comenzar a reparar el conducto.

Como consecuencia de los trabajos, indicaron que podría registrarse baja presión y/o falta de agua en el radio comprendido por el Río de la Plata, La Pampa, avenida Cabildo, Correa, Arcos y avenida General Paz. No dieron precisiones sobre el tiempo que les demandará la reparación, aunque afirmaron que será durante el transcurso del día.

Si bien el punto en el que ocurrió la rotura fue La Pampa y Dragones, el agua avanzó hasta Figueroa Alcorta y llegó a afectar parte del Parque Tres de Febrero. También generó complicaciones para circular y obligó a las autoridades de Tránsito a bloquear el tránsito en La Pampa, entre Ramsay y Húsares. Además, un micro escolar que quedó atrapado en el agua debió ser remolcado por una grúa del gobierno porteño.

Fuente: clarin.com

Noticias Relacionadas:

Compartir no cuesta nada...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn