Entrevistado en la CBS, el canciller Héctor Timerman insistió en vincular el despido de Antonio ‘Jaime’ Stiuso en diciembre con la denuncia del fiscal.

¿Quién mató al Fiscal? Así se tituló anoche el informe sobre la muerte de Alberto Nisman en el 60 Minutos, un programa periodístico de la televisión estadounidense CBS News. A lo largo de sus trece minutos de duración, la periodista Lesley Stahl resume para los estadounidenses lo ocurrido con el fiscal y con la AMIA, y entrevista a personajes clave como el canciller Héctor Timerman y como el técnico en informática Diego Lagomarsino.

El caso Nisman, en un célebre programa de EE.UU.“(Antonio) Stiuso fue despedido a fines de diciembre y catorce días después, el señor Nisman nos acusa a la presidenta y a mí”, responde Timerman a una pregunta de la periodista sobre la posible vinculación del ex espía.

– ¿Usted ve una conexión?- preguntó Stahl.

– Sí.

La periodista también maneja la hipótesis de un suicidio de Nisman. Según las versiones de las que se hace eco el programa, Nisman podría haber decidido matarse al comprender que su denuncia contra la presidenta y contra el canciller no tiene fundamentos sólidos.

– ¿Usted cree que eso es lo que ocurrió?- preguntó a Timerman.

– No puedo imaginar lo que pasa por la cabeza de una persona como Nisman. Y no quiero especular. Él está muerto y no se puede defender, así que no especularé con lo que le ocurrió.

Timerman responde en inglés las preguntas que escucha sin traducción pero la confianza le juega en contra cuando Stahl reflexiona sobre “el gran misterio” de la muerte de Nisman, ¿suicidio o asesinato?. “I am part of that mistery, I don’t know”, responde Timerman en inglés. “Soy parte de ese misterio, no lo sé”, es la traducción literal de una frase en la que seguramente Timerman quería decir que la muerte también “era un misterio para él”.

La periodista no le perdona el despiste. Él es parte del misterio porque está entre los acusados de Nisman. Antes de ese segmento, habían hablado sobre la conexión estadounidense del fiscal.

– ¿Está de acuerdo con los que dicen que Nisman era una marioneta de EE.UU. y de la CIA?

– Marioneta es una palabra muy fuerte como para que la use un canciller. El señor Nisman solía ir a la embajada de EE.UU. acá en Argentina para adelantarles lo que pensaba hacer.

– ¿Sabe si Nisman estaba a punto de perder su trabajo? ¿Lo iban a despedir?

– No. No iba a perder su trabajo. Había especulaciones en ese sentido en los medios pero de ninguna manera se habló nunca de sacar de su puesto a Nisman.

– Se habla mucho de cómo su Gobierno se alejó de Estados Unidos...

– ¿Por qué cree usted que una alianza con Estados Unidos es la única forma en que un país puede tener política exterior? Nuestra política exterior es independiente.

– ¿Independiente de los Estados unidos?

– Es una política exterior independiente.

– Pero en otra época fueron muy cercanos a los Estados Unidos, y eso dejó de ser así…

– No creo que sea tan bueno estar tan cercano a nadie.

En el segmento dedicado a Lagomarsino, también se baraja la hipótesis del suicidio.

– ¿Se le pasó en algún momento por la cabeza la posibilidad de que (Nisman) podría usar el arma contra sí mismo?

– No.

– ¿No tuvo ningún presentimiento de que podría matarse?

– No

– ¿Cree que se suicidó?

– No lo sé.

Fuente: clarin.com

Noticias Relacionadas:

Compartir no cuesta nada...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn