La noticia de la muerte de Eduardo Chaktoura, panelista de El Diario de Mariana y columnista en Lanata sin filtro, a sus 43 años causó conmoción entre sus seres queridos y colegas.

El periodista, psicólogo y escritor falleció el sábado 7 tras sufrir un infarto mientras compartía un almuerzo con su familia en Pilar. El lunes, aún en shock, sus compañeros de El diario de Mariana le dedicaron el programa y unas sentidas palabras: “Qué difícil es para un amigo entender la muerte de un amigo contemporáneo”, fue la frase, en voz del propio Chaktoura, que eligió la producción del ciclo para comenzar con el sentido homenaje por la pantalla de El Trece.

La muerte de Eduardo Chaktoura: emotivo homenaje de El Diario de Mariana

La primera en expresar su dolor fue Mariana Fabbiani: “Estamos muy tristes, obviamente. Venimos de despedir a un compañero, Eduardo Chaktoura. No lo podemos creer. Lo conocí hace muchos años en este canal y trabajamos en América juntos”.

“Era periodista y productor, pero dio un vuelco a su carrera y se convirtió en psicólogo. Vino por unos días a este programa y se quedó porque lo hizo bien, a la gente le gustó y él lo disfrutó. Estaba viviendo un gran momento. Le aportó al programa su mirada sensible. La verdad que lo vamos a extrañar muchísimo en lo personal y en lo profesional. Hoy pensaba cuando lo despedíamos ‘¿qué hubiera dicho él?’. Porque era él el que hablaba cuando alguien fallecía y quien tenía la palabra exacta, de consuelo”, agregó Mariana, emocionada y mirando a cámara.

Visiblemente afectada, la conductora continuó: “Creo que él hablaría del desosiego que genera la partida tan temprana e inexplicable de alguien tan joven. Creo que desde de donde esté, nos va a ayudar. Lo vamos a extrañar muchísimo y a recordar con todo nuestro amor”.

Luis Bremer no pudo evitar llorar al recordar a su amigo: “Le agradezco que me haya hecho recuperar las lágrimas, que las había olvidado. Hace mucho que no lloraba, desde la muerte de mi vieja. Después de despedir a Eduardo, fui a ver a mi mamá a pedirle que cuide el alma de Eduardo”.

Quebrado, Diego Leuco (quien también era su compañero radial en Lanata sin filtro) contó entre sollozos: “Me parece que era un buen amigo, eso alcanza para definir por qué uno está triste y uno no tiene ganas de estar acá ni en la radio. El venía todos los días, hacía un montón de cosas y el viernes dijo que era un viernes especial, y lo fue porque fue la última vez que lo vimos. Fue un buen amigo que me ayudó como muy pocas personas en un momento en el que yo estaba triste y me costaba llevar un montón de cosas. Una tarde nos fuimos juntos y hablamos hasta la noche, me transformé en su paciente. Solamente eso, que era una muy buena persona y un buen amigo”.

Un homenaje tan merecido como emotivo, en boca de las personas que mejor lo conocieron.

Fuente: Ciudad.com.ar

Noticias Relacionadas:

Compartir no cuesta nada...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn