El presidente de Estados Unidos defendió los bombardeos contra posiciones de un sanguinario grupo ultra-islámico. Buscan apoyar a milicianos que lo combaten.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, aseguró esta mañana que los ataques aéreos contra yihadistas en Irak continuarán “si es necesario”, con el objetivo de proteger a diplomáticos y asesores militares estadounidenses.

El mandatario explicó que autorizó los bombardeos en Irak para proteger al personal estadounidense que se encuentra en la ciudad de Erbil, la capital del Kurdistán iraquí. “Y, si es necesario, seguiremos haciéndolo”, declaró.

El mandatario también dio su aval para un “esfuerzo humanitario”, con el objetivo de ayudar a los civiles desplazados en el monte Sinjar ante el avance de los yihadistas.

Miles de yazidíes, una minoría kurdohablante, huyeron de sus casas cuando el grupo yihadista Estado Islámico (EI) arrebató a las fuerzas kurdas el control de la ciudad iraquí de Sinjar (noroeste).

“Los miles – tal vez decenas de miles – de hombres, mujeres y niños iraquíes que huyeron hacia la montaña están muriendo de hambre y de sed. Los alimentos y el agua lanzados desde el aire los ayudará a sobrevivir”. dijo Obama.

Ayer, el Pentágono anunció que Estados Unidos realizó un nuevo lanzamiento de alimentos y agua a las poblaciones en el norte de Irak. “También he autorizado los ataques aéreos dirigidos para ayudar a las fuerzas iraquíes a romper el asedio y rescatar a estas familias”, explicó Obama.

En las últimas horas, fuerzas estadounidenses realizaron nuevos ataques aéreos contra el Estado Islámico en el norte de Irak, que permitieron “eliminar terroristas”, según indicó el Pentágono. Es la primera vez que Estados Unidos se involucra en Irak desde que retiró sus tropas en 2011.

Fuente: clarin.com

Noticias Relacionadas:

Compartir no cuesta nada...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn