Además, un nuevo barrido electrónico hecho en la provincia de Salta habría dado negativo de presencia de pólvora en mano de Nisman.

La jueza Fabiana Palmaghini, que tiene a cargo la investigación sobre la muerte de Alberto Nisman, ordenó que se le realice un examen de ADN a su excolaborador Diego Lagomarsino para cotejar sus datos genéticos con los encontrados en una taza en el departamento del fiscal.

La jueza Palmaghini ordenó examen de ADN a LagomarsinoEn una resolución con fecha del lunes pero publicada ayer por el Centro de Información Judicial (CIJ), Palmaghini indicó que en el departamento de Puerto Madero se obtuvo una muestra correspondiente a un perfil genético distinto al de Nisman, ignorándose aún a quién corresponde.

La taza
Según confirmaron fuentes judiciales a NA, el ADN diferente al del fallecido fiscal fue hallado en una taza de café que se encontraba en la bacha de la cocina.

Ahora, el objetivo de la investigación es determinar si se trata del rastro de Lagomarsino, quien aseguró que el sábado 17, en una de las dos visitas que le hizo a Nisman en su departamento, se sirvió un café, luego de que el fiscal le entregara una cápsula para que se lo hiciera él mismo.

Consecuentemente, ante los diversos testigos que dieron cuenta de la visita que allí asumió el día 17 de enero de 2015 (Lagomarsino), se impone acceder a la solicitud formulada por la señora fiscal (Viviana Fein) y de momento invitar a que se presente ante el Cuerpo Médico Forense para que se obtenga a su respecto una muestra de su perfil genético, sostuvo la jueza.

Palmaghini subrayó que este examen de ADN debe realizarse del modo menos lesivo y sin afectar a su poder ni su integridad física, para cumplir posteriormente con su cotejo con el perfil genético hallado en el departamento de Nisman.

La muerte
La noche del domingo 18 de enero, Nisman, quien debía explicar al día siguiente una denuncia contra la presidenta Cristina Kirchner por un supuesto encubrimiento del atentado a la Amia en el Congreso, apareció muerto en el interior de su departamento, ubicado en el piso 13 de la Torre Boulevard del complejo Le Parc.

Lagomarsino, un empleado de la Unidad Fiscal (UFI) Amia, le había prestado su pistola el día anterior a pedido del fiscal, quien argumentó que la necesitaba con fines de protección personal, ya que -según declaró su excolaborador- temía por sus hijas y no confiaba en su custodia.

Más pruebas
La jueza Palmaghini indicó que por hallarse pendientes de producción otras medidas de prueba, es que con el objetivo de procurar el ágil trámite de este examen de ADN a Lagomarsino, Fein deberá asumir la modificación de la presente diligencia a las partes y, recién transcurrido el plazo previsto por el artículo 259 del Código Procesal Penal, diligenciar el oficio que libró al Cuerpo Médico Forense, encomendando la obtención de la muestra.

Fuente: elliberal.com.ar

Noticias Relacionadas:

Compartir no cuesta nada...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn