Damián Pagano advirtió que “los médicos quieren cuidar a la sociedad, pero la sociedad también tiene que cuidar a los médicos”; “Nos quieren acostumbrar a esto y no lo vamos a hacer”, dijo.

Damián Pagano, director del Hospital Piñero, repudió el feroz tiroteo ocurrido en inmediaciones del centro de salud, que derivó en dos muertos tras una pelea entre bandas y también médicos agredidos, y consideró que “se han perdido todos los códigos” y que los profesionales de la salud se encuentran desprotegidos por el propio sistema frente a estas situaciones de violencia.

"Se han perdido todos los códigos", dijo el director del Hospital Piñero“Se han perdido muchos códigos. El profesional tiene que salir corriendo por temor a lo que pasa”, advirtió en declaraciones a los canales TN y Crónica. Enseguida, completó: “Soy médico y no tengo respuesta. Estamos perdiendo la capacidad de asombro. Nos quieren hacer acostumbrar”.

“El médico que va a atender tiene que tener concentración, [pero] pierde parte de [ella] frente a lo que le puede ocurrir a él y a su gente”, aseguró al reflexionar sobre lo ocurrido.

Pagano relató que el episodio provocó la muerte de una mujer de 28 años y de un joven de 18. Además, precisó que otras cuatro personas resultaron heridas con armas de fuego y “están siendo observados” para ver cómo evolucionan.

Una de las ambulancias en las que llegó uno de los heridos fue baleada cuando se acercó a la Villa 1-11-14 y ahora es custodiada por Gendarmería. Consultado sobre la presencia de esta fuerza en los alrededores del hospital, reconoció que “no le preocupa”, sino que, por el contrario, “lo tranquiliza” que esté presente en el lugar.

“Es frecuente el ingreso de Gendarmería, aunque parecía que había disminuido”, señaló. Y agregó: “No podemos seguir con esto. Los médicos quieren cuidar a la sociedad, pero la sociedad también tiene que cuidar a los médicos”.

QUÉ PASÓ
Dos personas murieron y otras dos resultaron heridas tras un feroz enfrentamiento entre bandas en la Villa 1-11-14. Durante el traslado al hospital Piñero, en el Bajo Flores, familiares de las víctimas protagonizaron un tiroteo en las inmediaciones del lugar para exigirle a los médicos que atendieran a los heridos.

Entre las personas fallecidas, hay una mujer de 28 años y un joven de 18, según confirmó Pagano en diálogo con la prensa.

Durante el tiroteo, un disparo terminó incrustado en la ambulancia que había ido a buscar a las personas heridas en la Villa 1-11-14. Claudio, chofer de la ambulancia del SAME, contó a TN que cuando van a determinados lugares tienen que ir “custodiados por Gendarmería y la Policía Metropolitana”.

Fuente: lanacion.com.ar

Noticias Relacionadas:

Compartir no cuesta nada...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn