Un nuevo capítulo en la guerra botinera más mediática de los últimos tiempos tomó un giro inesperado. Maximiliano López y Wanda Icardi se enfrentaron por las vacaciones de sus hijos, pero detrás de esto está pendiente la millonaria división de bienes. Ahora, Wanda decidió ir por un drástico punto final.

Días atrás, Maxi López se mostró junto a su novia, su familia y sus amigos en las paradisíacas playas de Ibiza. Esto detonó una nueva batalla con Nara, que asegura que su exmarido no se hace cargo económicamente de sus hijos desde hace casi un año. Lo que más le molesta a la rubia es que gastó 60 mil euros en el alquiler de una casa para sus concurridas vacaciones, con 12 acompañantes a los que les solventó pasajes y estadía, mientras no paga nada correspondiente a los menores. La abogada Ana Rosenfeld sostuvo que López presentó un documento apócrifo (una supuesta transferencia bancaria) del pago de los últimos cuatro meses de cuota alimentaria.

Sin embargo, el otro conflicto entre los excónyuges es la división de bienes. Por un lado, está la famosa casa de Nordelta (en la cual convivieron) y ocho departamentos en Capital Federal. Entre esas viviendas, se encuentra una, en Las Cañitas, en la calle Jorge Newbery (escriturado a nombre de Nara), donde vive la mamá del jugador, y otras dos en Palermo (Paraguay y Oro), con serios problemas con el consorcio, que reclama el saldo de las deudas en expensas.

Wanda Nara y Maxi López: un millón de deudas... y una decisión drástica

En resumen, la mitad de estos bienes están en deudas, y la forma de solucionarlo seria a través de un tasador privado, para evitar que la Justicia los remate a valor fiscal (poco conveniente para las partes). La deuda en total es de un millón de dólares. Y lo que empeora la situación es que los ex no se ponen de acuerdo, y el pasivo se sigue incrementado, mes a mes.

Además, Wanda reclama que él se fue de vacaciones sin pagar la matrícula de los tres niños, que del colegio le avisaron que la cuenta bancaria de los chicos no tiene fondos, que presentó un recibo de transferencia falso, más allá de no comunicarse con sus hijos en los términos acordados.

Ahora, Wanda le reclamará judicialmente una casa para que vivan sus hijos, mientras él le reclama medio millón de dólares. La opción que López le ofrece es dejarle la casa, o bien los departamentos (con el millón de dólares de deudas).

Ante el hartazgo, Wanda Nara tomó una decisión drástica: quitarle judicialmente la patria potestad sobre sus tres hijos. Ése es el próximo paso que intentará dar.

Fuente: Ciudad.com.ar

Noticias Relacionadas:

Compartir no cuesta nada...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn