En “Los Ángeles de la mañana” El galán de “Los ricos no piden permiso”, sinceridad total, contó cuál era su prejuicio respecto de Sabrina Rojas cuando recién la conoció. 

En el marco de la entrevista que le dio a “Los Ángeles de la mañana” (El Trece), Luciano Castro habló maravillas de su mujer, Sabrina Rojas. Entre otras cosas, dijo: “Sabrina es todo para mí. Tengo una gran admiración por ella. Lo que hizo por mí, no lo hizo nadie. Dejó todo por mí. Y ella tenía una carrera ascendente, podría haber seguido con lo suyo y aceptó mi propuesta, porque yo fui claro de entrada y le dije que quería tener hijos y formar una familia. Estoy muy orgulloso de ella. Es una mujer con mayúsculas”.

El protagonista de “Los ricos no piden permiso” (El Trece) afirmó también que su mujer tiene esos valores que ya pocos respetan. Y esa actitud de vida de Sabrina Rojas, como es obvio, le genera una gran admiración. “¿Te sorprendió eso? -le pregunta Ángel De Brito-, porque ustedes se conocieron trabajando y ella tenía el packaging de sex-symbol…”.

“Sí, me sorprendió muchísimo -admite de inmediato Luciano-. Y aparte, la prejuzgué. La prejuzgué como hago con todos..”. “¿Qué pensaste de ella?”, quiere saber una panelista. “¿Que era una rubia hueca?”, arriesga otra. “No, que era un putón patrio hermoso”, responde Castro, sinceridad total. Y aclara: “Pero al mes de charlar con ella, me di cuenta de no tenía nada que ver con lo que yo había pensado o imaginado. Me demostró que es una gran mujer ”.

Fuente: clarin.com

Compartir no cuesta nada...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

Noticias Relacionadas: