En todos los casos, se radicaron allí los vehículos de alta gama para aprovechar que los municipios de esa región cobran un gravamen irrisorio en concepto de Patentes.

El escándalo del “paraíso fiscal” que se armó en los municipios neuquinos de San Patricio del Chañar, Vista Alegre y Añelo- todos cercanos a Vaca Muerta- donde se radicaron miles de vehículos de alta gama para pagar menos impuestos no para de crecer.

Se empiezan a conocer los nombres de ricos y famosos que utilizaron esa alternativa para aliviar la carga impositiva sobre sus bolsillos. Sergio Schoklender, Jorge “Acero” Cali, Vanina Oneto y Sergio Cirigliano surgen entre los nombres involucrados. Hasta ahora, de la investigación que está llevando adelante la agencia de recaudación bonaerense ARBA, se filtraron estos casos:

  • Jorge Acero Cali, muy amigo de Guillermo Moreno y cultor del “kick boxing”, es titular de la empresa Sport Enterteinment Group S.A. y tiene radicada una Ferrari 458 Spider descapotable cuya patente es NQT 766.
  • Vanina Oneto, ex integrante de la selección nacional de Hockey tiene allí al menos tres autos. Dos están a nombre de su marido, el médico Andrés Findo. Se trata de un BMW x5 351 Avent, patente NMR023 y un Mercedez Benz SLK350, patente NJZ935. La “leona” inscribió a su nombre una camioneta Jeep Grand Cherokee patente KYS555.
  • También aparece radicada allí una Ferrari F430 patente FXK097 que pertenecía a Sergio Shocklender y está inscripta ahora a nombre de Gastón Roberto Berganza, ex corredor de autos.
  • También se detectó una flota de colectivos propiedad de Ecotrans SA (Grupo Plaza – Hermanos Cirigliano)

Una curiosidad del caso es que estos y otros cientos de vehículos están radicados en el mismo domicilio. Un terreno en el municipio de San Patricio del Chañar (ubicado en las calles Alerce y Roberto Gasparri), que es propiedad de la Municipalidad.

El intendente se llama Ramón Angel Soto (del Movimiento Popular Neuquino) y acompaña con su firma las declaraciones juradas de los propietarios, donde afirman que allí están radicados sus vehículos de lujo.

En base a esta evidencia, ARBA está avanzando en dos denuncias. Una por falsedad ideológica y otra por el posible delito de asociación ilícita.

En este caso, se sospecha que hay una organización integrada por concesionarios de autos, gestores, escribanos y el propio intendente Soto, que directamente ofrecía el servicio a los compradores de los vehículos.

Hasta ahora, ARBA pudo detectar que en el mismo terreno hay radicados 7.500 vehículos (1.500 de Provincia, 1.500 de Capital, y el resto de otras provincias.

Se encontraron 58 rodados con “guarda habitual” en el mismo lote de San Patricio del Chañar, 53 camiones/colectivos (Mercedes Benz, Randon, Ford); una camioneta Volkswagen Saveiro 1.9 SD; 4 autos de alta gama (un Volkswagen Vento 1.9; dos Mercedes Benz ML 350 CDI 4 MATIC y un BMW 325I

En todos los casos, se radicaron allí los vehículos para aprovechar que los municipios de esa región cobran un gravamen irrisorio en concepto de Patentes.

La maniobra implica una evasión superior a los $10 millones anuales para el fisco bonaerense.Algunos de los autos que figuran registrados en esos pueblos son Audi, BMW, Mercedes Benz y Porsche. Y hasta 5 Ferraris. Están inscriptos como si estuvieran “en guarda” en los municipios de San Patricio del Chañar, Vista Alegre y Añelo.

De ese total, 2.500 deberían tributar en la provincia de Buenos Aires. El resto tendría que hacerlo en la Ciudad de Buenos Aires, Mendoza, Río Negro, La Pampa y otras jurisdicciones. “Increíblemente, miles de estos vehículos detectados estaban en una misma “cochera trucha”: un terreno baldío de 17 x 25 metros, propiedad del municipio de San Patricio del Chañar”. dijeron en ARBA.

El director de la Agencia de Recaudación, Iván Budassi, explicó que “en la provincia de Neuquén, la administración y fijación de los impuestos a los automotores la hacen las municipalidades. No es como en la mayoría de las provincias argentinas, donde quien fija los impuestos es la Legislatura provincial”.En ese sentido, destacó que “al aplicar gravámenes muy bajos, ciertos municipios se convierten en verdaderos paraísos fiscales donde algunas concesionarias de automóviles y gestores alientan la inscripción de vehículos de alta gama que son propiedad de habitantes de otras provincias”.Según el funcionario, “desde ARBA se va a presentar una denuncia penal por los presuntos delitos de falsedad ideológica de documento público y uso de documento falsificado”. Y también señaló que el organismo va a pedir a la Justicia que investigue y determine la participación y actividad de concesionarios, gestores, mandatarios registrales, escribanos y cualquier otra persona involucrada en la maniobra.

Según Budassi, la acción en la Justicia incluirá “a aquellos propietarios de autos que falsamente juran ante escribano público que sus vehículos van a estar radicados en una región que jamás pisaron”.

Fuente: iprofesional.com

Noticias Relacionadas:

Compartir no cuesta nada...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn