El pasado mes de octubre, su radical cambio de imagen dio la vuelta al mundo. El nuevo rostro de Renée Zellweger suscitó una avalancha de comentarios y reacciones y fueron muchos los que, una vez más, se posicionaron en contra de que las celebs se sometan a este tipo de retoques con los que no sólo no consiguen los resultados deseados para mejorar su imagen sino que además pierden naturalidad y frescura.

“Estoy contenta de que la gente me vea diferente. Estoy viviendo una vida diferente, más plena y feliz, y me emociona que eso se note”, confesó a la revista People después de todo el revuelo. “Quizás parezco diferente, ¿quién no lo parece cuando se hace mayor? Estoy feliz”, concluyó.

Renée Zellweger, de nuevo el centro de todas las miradas

¿Notas la diferencia entre una foto y otra?
Han pasado cinco meses desde que la viéramos (casi irreconocible) en la fiesta de los premios Women in Hollywood y ahora, la actriz, de 45 años, ha reaparecido en el desfile de Miu Miu en París Fashion Week después de su polémico cambio de imagen. Poco queda ya de aquella chica que nos conquistó convertida en la dulce y divertida Bridget Jones con sus facciones redondeadas y sus ojos achinados, aunque en esta ocasión hay muchos que aseguran que ahora luce un rostro más relajado y menos hinchado. ¿Tu qué crees?

La actriz pisó con fuerza el asfalto de la capital francesa y revolucionó el front row luciendo su versión más chic con un vestido negro de encaje, un llamativo chaquetón rojo, zapatos de charol nude y gafas de sol. ¿Y su beauty look? Renée, que se ha cortado el flequillo y llevaba el pelo recogido en un moño alto deshecho con algunos mechones sueltos, fue fiel al lema “menos es más” y apostó por el efecto ‘cara lavada’ que tanto se ha puesto de moda. ¿La clave? La naturalidad cien por cien: prácticamente ni una gota de maquillaje, piel muy hidratada y un ligero toque de rímel.

Fuente: Hola.com

Noticias Relacionadas:

Compartir no cuesta nada...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn