“Me senté y sabía que no había a quién llamar. Rogaba que pasaran rápido para que destrozaran lo menos posible”, dijo el propietario de un negocio ubicado en Cerrito y Lavalle.

Las adyacencias del Obelisco amanecieron hoy con los rastros de los destrozos a comercios, durante los incidentes registrados en los festejos por el segundo puesto de la selección argentina de fútbol en el Mundial de Brasil, donde el dueño de un bar contó que vio por televisión cuando saqueaban su local. “Me senté y sabía que no había a quién llamar. Rogaba que pasaran rápido para que destrozaran los menos posible”, dijo el comerciante, identificado como Itaí, propietario de un negocio ubicado en Cerrito y Lavalle.

El hombre afirmó al canal Todo Noticias (TN) que los agresores “rompían por romper, porque se habían llevado lo que querían, que era el alcohol”.

Comentó que al llegar al local se encontró con “todos los vidrios rotos, la chopera… se llevaron la computadora, sombrillas, sillas, las botellas, rompieron la barra, tiraron la comida guardada en las heladeras buscando bebidas, estaba todo por el piso”.

“Vivo en la Argentina, ya sé como funcionan las cosas y me voy a tener que hacer cargo yo con mis amigos”, se resignó el comerciante, quien lamentó: “Así vivimos, vivimos echándole la culpa a los demás, pero la culpa es nuestra; somos nosotros los que tenemos que reeducarnos para que esto no pase más”.

“Me tocó ver por televisión cómo robaban en mi local”, sintetizó.

Los incidentes se registraron pasadas las 21 y se extendieron durante más de tres horas, con un resultado de al menos 15 policías heridos a causa de las pedradas y unos 50 detenidos.

Un grupo de violentos saqueó comercios y rompió vidrios en edificios y semáforos, en medio de la celebración tras la derrota 1-0 de Argentina ante Alemania en la final del Mundial de Brasil.

Fuente: losandes.com.ar

Noticias Relacionadas:

Compartir no cuesta nada...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn