Las exportaciones argentinas al país vecino bajaron 19,1% en agosto y se desacelerarán en lo que resta del año por el menor crecimiento de Brasil y la pérdida de competitividad a nivel local.

En el intercambio comercial con Brasil, la época más favorable para las exportaciones argentinas va quedando atrás. Agosto marcó un punto de inflexión. El mes pasado, las ventas a ese país cayeron 19,1% con relación al mismo mes de 2012. En la comparación interanual, las exportaciones no bajaban desde enero de este año.

Las ventas locales a Brasil alcanzaron en agosto los US$1.280 millones. La caída respecto del mismo mes del año anterior se debe, en parte, a una base de comparación relativamente alta, generada por el pico registrado por las ventas de automóviles ocurrido aquella vez. “Lo que ocurrió en agosto fue algo puntual. Para el resto del año no se descarta que el crecimiento de las exportaciones pueda ser algo más bajo,” señala el economista Mauricio Claverí, de abeceb.com. Malta, naftas, neumáticos, autopartes, productos de perfumería, automóviles, vehículos de carga y polímeros plásticos fueron los productos que registraron mayores bajas en sus ventas.

Esta disminución se enmarca en el amesetamiento de la economía brasileña y en la pérdida de competitividad de los productos argentinos. “No es una momento de contracción, pero sí de estabilización hacia un crecimiento menor,” dice Claverí. “La primera parte de 2012 había sido muy mala para la actividad en Brasil. En la segunda parte del año comenzó la recuperación, por eso en ese mes se dio un récord de patentamientos de autos y de exportaciones argentinas hacia allá. Por este motivo preveíamos que habría una caída muy fuerte el mes pasado. Para septiembre y octubre esperamos un crecimiento algo menor, y en noviembre y diciembre también puede haber una caída interanual, provocada por la misma razón que esta baja de agosto”.

En lo que va del año, las exportaciones a ese país vienen creciendo 12,5%, mientras que las importaciones suben 8%. Abeceb.com prevé que las compras a Brasil se mantendrán estables en lo que resta de 2013 y las exportaciones cerrarán con un alza del 9%, lo que permite ver que se desacelerarán en los próximos meses. A causa del mal año para la economía brasileña, en 2012 las exportaciones habían caído 3% y las importaciones bajaron 21%. Pese a las trayectorias diferentes, todo indica que el déficit fiscal de este año será prácticamente igual a los US$1.560 millones del año pasado, con US$1.600 millones, según abeceb.com.

Para Claverí, los pronósticos para 2014 no son mucho mejores: tasas de crecimiento en torno al 2% en ambos países, en un marco en el que no aumentarán los commodities, lo que incrementará la necesidad de cuidar los dólares y mantener las restricciones a las importaciones para administrar el superávit comercial global.

Otro de los puntos que complican el panorama es que la Argentina va perdiendo peso específico entre los socios comerciales de Brasil. Por segundo mes consecutivo, se ubicó en el cuarto puesto, detrás de China, Estados Unidos y Alemania, país que le arrebató su tradicional tercer lugar. “Por sus ventajas a nivel cambiario, la Unión Europea aumentó sus exportaciones a todo el mundo, va a crecer mucho la inserción de productos europeos en Brasil, mientras que con los productos argentinos va ocurriendo lo inverso,” dice Claverí.

El mes pasado, las ventas locales al país vecino dieron cuenta del 6,3% de las importaciones brasileñas. Argentina sigue siendo el tercer comprador de productos brasileños, podio que lidera cómodamente China, seguida por Estados Unidos.

El tipo de cambio real bilateral entre Brasil y la Argentina cayó 10% en lo que va a del año. Según la consultora Ecolatina, “si el real se estabiliza en torno a 2,4 por dólar, la competitividad con nuestro principal socio comercial bajaría 12% en 2013”. La situación se complica también por la baja expansión de la economía brasileña, que según la consultora, este año crecería 2,2% y el año próximo aumentaría apenas 2,5%.

“La pérdida de competitividad bilateral y el bajo crecimiento tienen un fuerte impacto en la economía argentina, ya que el 21% de las exportaciones son enviadas al país vecino –aproximadamente el 40% de las exportaciones industriales y el 80% de las automotrices–. El deterioro del panorama económico en Brasil nunca es buena noticia para la Argentina,” dicen los analistas de Ecolatina.

Fuente: ieco.clarin.com

Noticias Relacionadas:

Compartir no cuesta nada...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn