La presión que muchas veces se ejerce sobre las mujeres famosas y sus cuerpos es innegable. Algunas caen en la vorágine de intentar estar siempre espléndidas, otras deciden plantarse y sentar una posición diferente.

Esta última postura es la de Inés Estévez, quien el último fin de semana lució espléndida con un súper escote en un evento. Pero, al leer los comentarios negativos de los lectores en una foto que publicó La Nación sobre su look jugado, la actriz decidió realizar un fuerte descargo en Facebook.

El desnudo de Inés Estévez: fuerte descargo por las críticas a sus lolas

¿Algunos de los mensajes que molestaron a Inés? “Adelaida (…) Está bien mantenida pero a ese vestido le hace falta que lo lleven con actitud, algo que no se ve en ella (…) Noooo mmm. Está peleando con los años, ¿quién ganará esta pulseada? (…) Si tienen que mostrar tanto es porque nadie las mira, o tienen poca autoestima o sólo están a la caza y a la pesca”, entre otros.

Lejos de hacerse la distraída, Estévez se expresó con contundencia y defendió la silueta natural de la mujer:

“Estimados lectores, ante vuestra inquietud acerca de mis glándulas mamarias, y respetando sus opiniones como espero que logren respetar mis elecciones, procedo a regalarles una imagen recién capturada; confiando en que el bullying que han ejercido contra esta servidora mermará o se incrementará en proporción directa a vuestra inteligencia, humor y sentido común. A LA NACION le auguro un futuro cada vez más exitoso a juzgar por la calidad de las temáticas que expone.

No creo que el cuerpo humano ofenda, ya que es la obra de ingeniería más perfecta jamás creada, sin importar raza, edad o discapacidades. Tampoco creo que haya que apoyar la cultura de la perfección, pues el resultado de ello deriva en cirugías, rellenos, mutilaciones, anorexias y bulimias entre otras delicias,- tendencias que seguramente también se llevarían vuestras críticas-. De modo que les propongo lo siguiente: aceptar la armonía de cada singularidad; evitar la tiranía de la eterna juventud, vivir y dejar vivir, y que cada uno de los que ha escrito algo en contra de mi escote suba una foto de sus pectorales en mi página de Facebook. Allí, para sus ansias de crítica destructiva, verán una reciente fotografía de mis tetas, sin siliconas ni Photoshop. Orgullosa estoy de ellas”.

Acto seguido, publicó una imagen en topless en la que se puede apreciar su belleza natural, sin necesidad de cirugías ni retoques: “Acá están. Estas son. Para los lectores de La Nación”, escribió junto a la fotografía. ¡Aplausos, señoras y señores!

Fuente: Ciudad.com.ar

Noticias Relacionadas:

Compartir no cuesta nada...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn