El billete marginal registró cotizaciones muy cambiantes, en medio de un paro bancario de dos días, la colocación de deuda por parte del Gobierno y los reiterados allanamientos liderados por el BCRA y la AFIP.

El dólar blue cerró la semana con una baja de dos centavos a $ 13,38, después de llegar a caer hasta $ 12,85 durante la rueda. Durante los últimos cinco días, el billete marginal registró cotizaciones muy cambiantes, en medio de un paro bancario de dos días (miércoles y jueves), la colocación de deuda por parte del Gobierno y los reiterados allanamientos liderados por el BCRA y la AFIP.

 El lunes se hundió hasta $ 12,47, mientras que el miércoles saltó a hasta los $ 13,80. Con el precio de este viernes, en consecuencia, la brecha cambiaria se ubica en 57%. “Teniendo en cuenta lo que falta emitir sobre fin de año ($ 60.000 millones), lo más probable es que el tipo de cambio de cobertura vuelva a recuperar un sesgo alcista”, dijo la consultora Economía y Regiones. La firma agregó que “por consiguiente, la reciente baja del dólar paralelo podría resultar artificial y transitoria”.

Además, el “contado con liqui” cedió un centavo a $ 12,12, mientras que en la semana cayó 61 centavos. A su vez, el dólar bolsa descendió 10 centavos a $ 12,32, y en los últimos cinco días registró una merma de 69 centavos. Así, ambos dólares bursátiles tocaron esta semana sus valores más bajos en los últimos tres meses. Mientras que el oficial se mantuvo a $8,53.

Sucedió nuevamente en un mercado con pocas operaciones concretadas tras los allanamientos llevados a cabo en Capital Federal y diferentes provincias durante esta semana. Es que funcionarios de diferentes organismos de control del sistema financiero y contra el lavado de dinero advirtieron que llevarán a cabo una profundización de los mecanismos de inspección contra operaciones bancarias irregulares.

Por su parte, el BCRA compró u$s 50 millones y por primera vez en ocho ruedas dejó subir medio centavo al dólar oficial, que cerró a $ 8,525 en agencias y bancos de la city porteña. Durante la semana la autoridad monetaria adquirió u$s 240 millones, mientras que durante la anterior había comprado otros u$s 200 millones.

Para disminuir la presión cambiaria, el jueves el Gobierno colocó deuda por u$s 653 millones en títulos que se ajustan por el tipo de cambio oficial, que vencerán en 2018, y que le permitieron hacerse de $ 5.564 millones. El Bonad 18 despertó menos adhesión en el mercado. El Gobierno debió pagar una tasa de interés semestral más alta, del 2,4% anual.

Fuente: diariolaprovinciasj.com

Noticias Relacionadas:

Compartir no cuesta nada...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn