Perforó el suelo del cometa y puso un termómetro. Podrá volver a funcionar cuando reciba otra vez algo de luz solar.

El módulo Philae finalmente agotó sus baterías y por ahora entró en modo “reposo” sobre la superficie del cometa. Y aún no se sabe cuándo podrá volver a despertar. “Con sus baterías agotadas y sin suficiente luz solar para recargarlas, Philae ha entrado en modo reposo para un silencio potencialmente largo”, explicó este sábado la Agencia Espacial Europea (ESA).

Antes de entrar en este estado, que implica que todos sus instrumentos y la mayoría de sus sistemas están apagados, el módulo pudo transmitir valiosos datos científicos sobre el cometa 67/P Churyumov-Gerasimenko, según explicó a través del blog de la misión Rosetta su responsable, Stefan Ulamec.

Philae consiguió perforar el suelo del cometa con su taladro y colocó un termómetro en la superficie. Ulamec consideró que “el aparato se he desempeñado magníficamente bajo duras condiciones“, por lo que se mostró “orgulloso del increíble éxito científico” que ha supuesto.

El contacto se perdió a las 00.36 GMT. “A partir de ahora, no será posible contacto alguno a menos que los paneles solares de Philae reciban suficiente luz solar para generar la energía necesaria para despertarlo”, insistió la ESA.

Fuente: clarin.com

Noticias Relacionadas:

Compartir no cuesta nada...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn