A pocas horas de llegar a nuestro país, el eterno diez de la selección, fue directo a la casa de Verónica Ojeda a encontrarse con su hijo. “Me quedo un mes en el país, a pasar las Fiestas” contó.

Desde Venezuela el Diez arribó a Ezeiza a las 21.15 horas del domingo y lo primero que hizo es ir al hogar donde vive Dieguito Fernando junto a su exmujer, acompañado por sus abogados, Víctor Stinfale y Matías Morla.

De buen humor, Maradona salió a la vereda a posar para la prensa junto a su hijo, pero esta vez sin Ojeda a su lado. No son los mejores días en la relación entre el padre y la madre de Diego Fernando, luego de que, a pedido del Diez, Rocío Oliva bloqueara a su archienemiga del WhatsApp de Diego. De la vereda de enfrente, Verónica blanqueó nuevo novio, la muestra más clara de que su amor con el exfutbolista, tantas veces resurgido de las cenizas, esta vez se apagó. O al menos eso parece. “Me quedo un mes en el país. Voy a pasar las Fiestas con mi familia. Y voy a hacer De Zurda con Víctor Hugo (Morales)”, alcanza a decir Diego Maradona mientras mima a su hijo, con quien comienza a tener una relación más fluida.

Fuente: eldia.com.ar

Noticias Relacionadas:

Compartir no cuesta nada...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn