El presidente Mauricio Macri está trabajando contrarreloj para detener en el Congreso el tratamiento del proyecto que obliga a las empresas a no despedir personal por 180 o al pago de la doble indemnización.

Con ese objetivo, ahora apuesta a una herramienta que va por fuera del Parlamento: la coparticipación. La intención del Gobierno es la de lograr que los gobernadores obtengan fondos y, de esa manera, den la orden a sus legisladores de no votar en su contra.

Macri presiona a los gobernadores con la coparticipación para terminar con la "ley antidespidos"“Hasta el miércoles de la sesión vamos a intentar por todos los medios convencer -no tenemos otra porque somos minoría en ambas cámaras- de que es una ley mala y que va en contra del objetivo que pretende generar puestos de trabajo de calidad”, dijo el ministro del Interior, Rogelio Frigerio en declaraciones a radio Mitre.

Precisamente, el miércoles -día en el que se tratará en el recinto el proyecto que tiene media sanción de Diputados- el funcionario macrista reunirá en la provincia de Córdoba a todos los gobernadores provinciales. El ministro ajusta los detalles para la presentación formal de la oferta para la devolución gradual del 15% de coparticipación retenida para financiar la ANSES.

El primero en rubricar este acuerdo fue el jujeño, Gerardo Morales. “Esto demuestra la actitud federal del gobierno nacional con las provincias”, destacó este lunes tras el convenio firmado con Frigerio, en la sede de esa cartera.

El Gobierno espera que le siga los pasos el gobernador K de Tucumán, Juan Manzur.

Sin embargo, el que ya avisó que no dará el brazo a torcer es Mario Das Neves de Chubut. “No aceptamos ningún tipo de chantaje, ni de este Presidente ni de ninguno”, enfatizó este lunes en Radio Vorterix.

Sin embargo, manifestó coincidencias con el gobierno nacional.

“De entrada, para quedar bien con la gente, digo que estoy a favor de la ley antidespidos. Pero también quiero decir que yo ya voté en alguna oportunidad una ley de estas características y la verdad que no sirvió para mucho”, señaló.

Toma y daca
De la oferta inicial de devolver el 3% este año (y gradualmente ir subiendo hasta 15% en 2020), pasó primero al 6% (3% en efectivo y la opción de otro 3% con un bono). Y ahora el Ejecutivo ofrece un 9%, con dos puntos extra para empujar las firmas.

Del 3% en efectivo, el tope de descuento para las provincias con deudas con Nación será de 1,5%, por lo que todas las que acepten tendrán asegurada una entrada de dinero por ese ítem. Además, se eliminará la condición de no iniciar juicios desde el acuerdo por la diferencia entre el 9% y el 15%, como figuraba en el borrador inicial.

“Nos plantearon que no podían aceptarlo porque corrían el riesgo de que les iniciaran juicios políticos en sus distritos, por incumplimiento de los deberes de funcionario público. No vamos a exigir que renuncien a nada“, confirmaron desde el Gobierno.

La demora en el acuerdo por la devolución de la coparticipación -luego del fallo de la Corte Suprema a favor de Santa Fe, Córdoba y San Luis- había endurecido el perfil opositor de un grupo de gobernadores y en consecuencia los legisladores que les responden.

Miguel Pichetto, el jefe del bloque del PJ-FPV, lo planteó abiertamente en el recinto antes de que se aprobara la llamada ley antidespidos. Aunque en menor medida, los mandatarios provinciales tienen cierto peso en la Cámara de Diputados.

Para empujar el fracaso de la sesión especial impulsada por el kirchnerismo y otros espacios la semana pasada, el Gobierno operó para que dejaran sus bancas vacías legisladores de Santiago del Estero, Santa Fe, Chubut y San Luis.

Al encuentro con los gobernadores le seguirá el día siguiente la reunión con Consejo del Salario, con el aumento del mínimo estimado en un 30% y el arranque de la discusión sobre el Impuesto a las Ganancias.

Fuente: iprofesional.com

Noticias Relacionadas:

Compartir no cuesta nada...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn