El conductor de ShowMatch hizo un balance de su año personal y al frente del Bailando, se emocionó al hablar de su primo, el Tirri.

La final del Bailando tuvo todos los condimentos posibles, desde las carcajadas hasta las lágrimas del propio Marcelo Tinelli. El conductor de ShowMatch cerró el programa con un balance personal y sobre el certamen de danza.

“Agradecerle muchísimo a mi primo, Luciano “el Tirri” que la pasó difícil con una neumonía complicada y una anemia también. Después de haber bailado acá, cuando todos pensábamos que era un chiste que se ahogaba, pero no, se ahogaba de verdad. Tenía una bronconeumonía importante, y gracias a Dios que lo agarraron a tiempo y está muy bien, goza de muy buena salud y mañana me va a acompañar a esta locura de ir a Marruecos a ver el Mundial de Clubes con San Lorenzo. Me pone muy contento”.

Su amor, Guillermina Valdés también dejó escapar una lágrima cuando Marcelo le agradeció por hacerlo padre de Lorenzo. Aunque la sorpresa imprevista que hizo quebrar a Tinelli se la dieron sus hijos, quienes le dedicaron un cálido videoclip de agradecimiento.

Micaela, Candelaria, Francisco y Juanita le pusieron el cuerpo y la voz al homenaje, mientras Lolo hizo tiernas monerías en brazos de sus hermanos mayores.

Fuente: contextotucuman.com

Noticias Relacionadas:

Compartir no cuesta nada...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn