La Presidenta fue recibida por Francisco, con quien mantuvo un distendido almuerzo que duró cerca de tres horas en la residencia de Santa Marta del Vaticano. Luego partió hacia París.

Cristina Fernández de Kirchner fue recibida en la puerta de la residencia por el Papa y, luego de un intercambio de regalos y la presentación de la comitiva, ambos compartieron un almuerzo.

La Presidenta estuvo acompañada por el canciller Héctor Timerman; el secretario de Comunicación Pública, Alfredo Scoccimarro; el embajador ante la Santa Sede, Juan Pablo Cafiero, y el secretario de Culto, Guillermo Oliveri.

Cristina y el papa Francisco almorzaron en privado por espacio de dos horas y a las 13.20 (hora argentina) emprendió el viaje a Francia.

La mandataria le entregó un retrato que muestra al Papa con el padre Pepe, de la Villa de Barracas; el Libro del Bicentenario y otro libro sobre las modificaciones realizadas -y otras previstas- en la Casa Rosada.

También Cristina le entregó a Francisco una imagen de Santa Rosa de Lima, pintada con vino malbec y le explicó que la pintura tiene un proceso de oxidación de cinco años y quedará con el color de un auténtico vino.Por su parte, el Papa le obsequió una imagen de San Martín, entre otros presentes y un rosario a cada integrante de la comitiva argentina.

Al término del encuentro, Cristina partió hacia el aeropuerto romano de Ciampino, desde donde abordó un vuelo a París, donde la Presidenta se reunirá con su par Francois Hollande.

Fuente: telam.com.ar

Noticias Relacionadas:

Compartir no cuesta nada...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn