Salia, nacido en Sierra Leona y quien residía de forma permanente en Estados Unidos, es la segunda persona fallecida por ébola en este país tras la muerte en octubre pasado del liberiano Thomas Eric Duncan.

El médico Martin Salia, que contrajo el ébola en Sierra Leona y desde el sábado estaba siendo tratado en un hospital de Omaha (Estados Unidos), ha fallecido, según informaron hoy fuentes de ese centro médico.

Salia, nacido en Sierra Leona y quien residía de forma permanente en Estados Unidos, es la segunda persona fallecida por ébola en este país. En octubre pasado murió el liberiano Thomas Eric Duncan en un hospital de Dallas.

El estado de salud de Salia, de 44 años, “era extremadamente crítico” cuando ingresó el sábado en el Centro Médico Nebraska de Omaha “y por desgracia, a pesar de nuestros mejores esfuerzos, no pudimos salvar su vida”, indicó Phil Smith, director médico de esa institución.

El médico se encontraba trabajando en un hospital de Sierra Leona cuando fue diagnosticado con ébola la semana pasada.

Salia residía junto a su mujer y sus dos hijos en el suburbio de New Carrollton (Maryland), a las afueras de Washington, pero viajaba con frecuencia a frica Occidental, de acuerdo con su familia. Diez enfermos de ébola, incluido Salia, han sido tratados en suelo estadounidense y tres de ellos estuvieron hospitalizados en el Centro Médico Nebraska.

El primer paciente con ébola que ingresó en ese hospital de Nebraska fue el también médico Rick Sacra, que se contagió en Liberia y llegó en septiembre a Estados Unidos. Fue dado de alta 21 días después.

El segundo fue el camarógrafo de la cadena NBC Ashoka Mukpo, quien también se había contagiado en Liberia e ingresó el 6 de octubre para salir curado dos semanas y media más tarde.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la epidemia de ébola que afecta a África Occidental ha alcanzado los 14.098 contagios, de los cuales 5.160 han sido mortales, la mayoría en Sierra Leona, Guinea y Liberia.

Fuente: laprensagrafica.com

Noticias Relacionadas:

Compartir no cuesta nada...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn