Un nuevo hecho volvió a poner sobre el tapete las diferencias y los embates judiciales entre Wanda Nara y Maxi López. Desde Milán, la modelo denunció virtualmente a Manuel y Andrés Béccar Varela, los abogados de su ex, por “ingresar violentamente a la casa que posee en la Argentina”, propiedad comprada durante el matrimonio con López, para cambiarle la cerradura -según Nara- “sin notificación previa”.

“El abogado Manuel Béccar Varela entró a mi casa de Santa Bárbara a romper las puertas para cambiar la cerradura. Es delito penal y usurpación (…) Estaba retirando a mis hijos de la escuela cuando me llaman vecinos y mi madre, que se encontraba dentro de la casa, tiraban la puerta abajo igual. Mis hijos llorando conmigo porque no entendían qué me pasaba y yo no sabía quiénes eran los hombres que tiraban abajo la puerta de mi casa. Lograron ingresar en un barrio privado, en una casa privada, sin ningún aviso, sin ninguna documentación. ¡Esa casa es de mis hijos! Acá tienen las pruebas de la usurpación a mi domicilio”, twitteó la mujer de Mauro Icardi, furiosa por lo ocurrido, tras mostrar una foto de la puerta violentada.

Grave denuncia de Wanda Nara a Maxi López: "Su abogado entró a mi casa a romper la puerta y cambiar la cerradura"

La que rápidamente tomó cartas en el asunto fue Ana Rosenfeld, letrada de Nara, quien no sólo accionó legalmente sino que contó cómo ocurrieron los hechos: “Estamos viviendo una pesadilla, es un horror lo que está pasando. En el domicilio de Wanda, acá en la Argentina, de hecho Wanda está viniendo los próximos días a Buenos Aires y la madre la está acondicionando… Esta mañana estaban los abogados intentando cambiar la cerradura. Más allá de la posible comisión del delito de usurpación o violación de domicilio, hay algo peor, porque nosotros estamos en un trámite de la división de la sociedad conyugal y, en el mientras tanto, cualquier cambio de status quo, obviamente se puede considerar como delito”, explicó en Nosotros al mediodía.

Poniéndole mayor claridad a lo ocurrido, Rosenfeld desarrolló el motivo por el cual sus colegas accionaron de ese modo: “Estamos pidiendo la intervención de la fiscalía para que determinen quiénes fueron las personas que entraron. Los que entraron fueron los abogados de Maxi López, Manuel y Andrés Béccar Varela. Yo recibí un mensaje de Manuel diciendo que estaba tratando de cambiar la cerradura para poder alquilar la casa”.

Por último, remarcó la ilegalidad de lo acontecido: “Acá no hubo una autorización judicial que permitiera el cambio de cerradura, que es lo que estaban haciendo esta mañana. Por suerte estaba llegando Nora y, como no pudieron cambiar la cerradura, ella ingresó y se quedó adentro de la casa”.

Según pudo confirmar Ciudad.com, Manuel y Andrés Béccar Varela, los abogados de Maxi López, fueron a la propiedad –de la que es titular el futbolista- a cambiar la cerradura por instrucción de López. Los letrados arribaron al barrio privado con un cerrajero porque no tienen las llaves de la casa y la intención era cambiar la cerradura para alquilar el inmueble, algo que supuestamente fue notificado por Béccar Varela a través de un mensaje de texto. De ser alquilada la casa, a Wanda le correspondería el 50% del dinero pactado hasta que resuelvan la división patrimonial.

Este escándalo recién empieza…

Fuente: Ciudad.com.ar

Noticias Relacionadas:

Compartir no cuesta nada...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn