Hoy comienza en todo el país la primera evaluación de conocimientos escolares de la gestión de Mauricio Macri. Aprender 2016 encuestará a 1.400.000 alumnos y despertó fuertes rechazos entre docentes y gremios.

La evaluación durará hasta mañana en 31.000 establecimientos públicos y privados de toda la Argentina. De la prueba participarán 840.028 alumnos del nivel primario (3° y 6° grados) y 518.456 del secundario (de 3° y 5° o 6° años, según la jurisdicción). Deberán responder varios multiple choice sobre lengua y matemática en la primaria y sobre lengua, matemática, ciencias sociales y ciencias naturales en el secundario.

El objetivo oficial es obtener una radiografía con los índices de aprendizaje escolar y el clima que viven los alumnos en el aula y en la vida familiar. La prueba se propone relevar información sobre los “aprendizajes alcanzados” (capacidades, contenidos y conocimientos) y las “condiciones de aprendizaje” (clima y contexto, modo de empleo de nuevas tecnologías y las percepciones generales sobre el proceso educativo, entre otros ítems).

Algunas de las preguntas de la evaluación Aprender 2016
Algunas de las preguntas de la evaluación Aprender 2016.

Pero más allá las intenciones, la evaluación generó tal polémica que esta mañana algunos colegios de Capital y el conurbano estaban tomados por los alumnos. Desde el viernes, por caso, unos 150 alumnos de la Escuela Normal Antonio Mentruyt (ENAM) de Banfield permanecen en la institución luego de que una asamblea estudiantil resolviera rechazar la evaluación.

Los gremios docentes calificaron el operativo de “descontextualizado” y de tener “sesgo tecnocrático”. Alertaron que se contempla las diferencias entre alumnos de distintas regiones del país e incluso le pidieron a los maestros y profesores que no se sumen como “aplicadores” de la evaluación.

Según datos oficiales, participan 31.365 directores de escuelas (por ser veedores cobran $ 2000) y 71.606 maestros y profesores ($ 1000).

“Las evaluaciones estandarizadas de aprendizaje nunca evalúan todo lo que se aprende porque siempre se realiza un recorte intencionado del currículo”, manifestó el líder de Suteba, Roberto Baradel, a través de un comunicado. “Las pruebas fueron confeccionadas utilizando ítems de respuestas cerradas, condición que reduce al mínimo la retroalimentación en las escuelas”, agregó el sindicalista.

A las críticas se sumó en las últimas horas lafiltración de algunas de las preguntas de la evaluación. “¿Las maestras y maestros se enojan con ustedes? 1. Muchas veces. 2. Algunas veces. 3. Casi nunca.” “¿Las maestras y maestros te escuchan? 1. Muchas veces. 2. Algunas veces. 3. Casi nunca.”, son algunos de los interrogantes sobre el proceso de aprendizaje.

Ante las críticas, la prueba fue defendida por el propio presidente Macri, quien hoy publicó una columna de opinión en la agencia Noticias Argentinas donde destacó: “El único camino para salir de la pobreza es que todos los chicos, en cada rincón del país, tengan la misma posibilidad de aprender, de conectarse, de desafiar sus propios límites y de construir su futuro de la mano de sus docentes”.

Fuente: lanacion.com.ar

Noticias Relacionadas:

Compartir no cuesta nada...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn