El Gobierno aceptó la renuncia de Viviana Fein

El Gobierno oficializó hoy la renuncia de la ex fiscal Viviana Fein, quien hasta diciembre pasado estuvo al frente de la investigación de la muerte de su colega Alberto Nisman, hallado muerto en enero de 2015 en su departamento de Puerto Madero.

La decisión fue publicada en el Boletín Oficial, bajo el decreto 694/2016, y lleva la firma del presidente Mauricio Macri y el ministro de Justicia, Germán Garavano.

El Gobierno aceptó la renuncia de Viviana Fein“Acéptase, a partir del 1° de mayo de 2016, la renuncia presentada por la señora doctora Viviana Beatriz FEIN (D.N.I. N° 11.179.850), al cargo de FISCAL ante los JUZGADOS NACIONALES EN LO CRIMINAL DE INSTRUCCION DE LA CAPITAL FEDERAL, FISCALIA N° 45”, señala el texto.

A cargo de una causa sensible y asediada por no obtener resultados concretos, Fein presentó su renuncia a mediados de abril e inició los trámites para jubilarse, tras haber sido desplazada por la jueza de Instrucción Fabiana Palmaghini, quien luego se declaró incompetente. Fein ya había anunciado que dejaría su cargo cuando terminara su actuación en la causa Nisman.

Fein fue muy cuestionada por la ex mujer de Alberto Nisman y querellante en la causa, la juezaSandra Arroyo Salgado, al no poder establecer fehacientemente las causas de la muerte del fiscal que investigó al Gobierno de Cristina Kirchner, acusado de proteger al Gobierno de Irán en la causa AMIA.

La Procuradora General de la Nación, Alejandra Gils Carbó, aceptó su dimisión, al tiempo que autorizó que un grupo de fiscales federales a cargo de Eduardo Taiano, lleve adelante la investigación sobre la muerte de Nisman, tras su traspaso a la justicia federal.

Desde la misma noche de la muerte del fiscal, Fein estuvo once meses a cargo de la investigación durante los cuáles ordenó un sinnúmero de peritajes técnicos sin encontrar “constancias indubitables” de que Nisman hubiera sido asesinado, pero tampoco suicidado, según dejó sentado en sus resoluciones.

Esa negativa a aceptar el asesinato le generó un áspero enfrentamiento con la querella representada por la madre de las hijas del fallecido titular de la UFI-Amia, la jueza federal Sandra Arroyo Salgado, quien siempre sostuvo que el fiscal había sido muerto por su actividad.

Cuando se desprendió del caso para que pase a la justicia federal, Palmaghini tampoco aceptó la hipótesis unívoca del crimen, coincidiendo con la postura de Fein.

Con el apoyo del fiscal Ricardo Sáenz, la Cámara del Crimen aceptó que Nisman podría haber sido muerto “por su actividad” y remitió el voluminoso expediente de veinte mil fojas al juez federal Julián Ercolini, quien resultó sorteado en un procedimiento que despertó las sospechas del titular de la Cámara Federal porteña, Martin Irurzum, y le hizo pedir una investigación.

En paralelo con el traspaso, Taiano recibió el encargo de formar un grupo especial de cuatro fiscales para investigar el caso.

Fuente: infobae.com

Noticias Relacionadas:

Compartir no cuesta nada...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn