Gilda por partida doble. Cacho Castaña por partida doble. Gustavo Cerati por partida doble. Así debutó por la pantalla de El Trece el programa Hacelo feliz, con la conducción de Guido Kaczka.

Sin mucha introducción, la competencia de talentos fue directo a su núcleo: enfrentar a pares de participantes que tenían la ardua tarea de imitar, con la máxima precisión posible, a ídolos musicales de renombre. Luego de cada duelo, un misterioso jurado incógnito – ubicado dentro de un habitáculo con forma de diamante – era el encargado de dar la devolución y elegir al mejor imitador.

Sobre el final de la noche, se develó la identidad del jurado – nada menos que Eleonora Cassano -, quien eligió al mejor imitador de todos los previos ganadores. El triunfador fue Pato Benegas – imitador de Cacho Castaña -, quien no solo obtuvo como premio 25 mil pesos sino que además adivinó quién era el misterioso jurado, por lo cual duplicó su premio y se llevó 50 mil al finalizar la noche.

Compartir no cuesta nada...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

Noticias Relacionadas: