El actor contó su día de furia en medio de los polémicos rumores que lo señalaban como el tercero en discordia en la separación de Siciliani y Suar.

Las últimas semanas no fueron fáciles para Esteban Lamothe quien, en medio del éxito de Educando a Nina, la novela que protagoniza junto a Griselda Siciliani, fue señalado como el tercero en discordia en la separación entre la actriz y Adrián Suar.

Cansado de desmentirlo ante los medios, Lamothe confesó a revista Pronto un hecho de violencia que protagonizó en una estación de servicio.

“A mí me preguntaban más en la calle: el cajero del banco, el vendedor del kiosco, el que me carga nafta… con ese me saqué”, reveló.

Y detalló cómo fue la situación: “Me preguntó: ‘Che, ¿es verdad lo que dicen?’. Y yo le respondí: ‘¿Qué te importa a vos si es cierto o es mentira? ¿Yo te pregunto a vos si tu mujer se acuesta con el vecino?’. Me contestó: ‘¿Pero cómo me vas a decir eso?’. Y yo insistí. ‘¿Y por qué te tengo que explicar a vos algo de mi vida privada?’. La verdad es que con ese empleado de servicio me enojé más que con nadie, Creo que me desquité con él por todo lo que venía acumulando desde que arrancó este tema”.

Arrepentido por su accionar, le pidió disculpas al empleado y admitió: “Me agarró en un mal día y me volví loco. Así que aprovecho para pedirle perdón al playero. Y entiendo que todo esto no es más que un derivado del éxito de la novela”.

Fuente: mdzol.com

Compartir no cuesta nada...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

Noticias Relacionadas: