El ajuste del 23% en el mínimo no imponible acordado por el Gobierno, la oposición y la CGT le costaría al fisco unos $60.000 millones. Es el costo bruto que revelaron a Clarín desde sectores de la oposición. El acuerdo contempla una fuerte suba en la cuota mensual de los monotributistas para cubrir parte del rojo que se abre en las cuentas fiscales.

En el gabinete económico sostenían anoche que sólo por elevar el mínimo no imponible del impuesto a las ganancias a $37.000 para casados con dos hijos y a $27.941 para los solteros, el costo fiscal será de entre $37.000 millones y $40.000 millones, pero que a esos montos  según explicaron hay que afilar el impacto a las nuevas deducciones contempladas en el proyecto de ley. Es el caso de las deducciones por alquiler, que estarán entre los $4000 y $5000 por mes, sumado a la exención de los pagos adicionales por feriado trabajado y las horas extra, que ya no se sumarán al sueldo bruto a la hora de determinar un cambio de escalas. 

El costo fiscal del los cambios acordados, está muy cerca del que implicaba proyecto que inicialmente había presentado el Frente Renovador. El 29 de noviembre, el titular de la AFIP había afirmado en la discusión por Ganancias que se dio en la comisión de Hacienda y Presupuesto, que el costo fiscal final del proyecto que propuesto por Sergio Massa era de $62.969 millones, de los cuales $27.000 millones ya estaban contemplados en el presupuesto 2017.

Según la CGT, habrá 400.000 contribuyentes que  tras las modificaciones quedaran fuera del pago de Ganancias. Asimismo, otros trabajadores, los monotributistas, sufrirían una mayor carga tributaria, dado que está previsto una suba el la cuota mensual que pagan para que el fisco recupere por esta vía unos $3.000 millones.

“Hay consenso con respecto a subir la carga tributaria al juego. Lo que resta definir es si se hará mediante una suba en la alícuota de Ganancias a esta industria, o mediante una alicuota especial en las máquinas. Donde si hay acuerdo es en incorporar el impuesto al juego online”, dijo a este diario uno de los asistentes a la cena que mantuvieron durante el fin de semana funcionarios macristas junto a Sergio Massa y su equipo. A través del tributo al juego ingresarán al fisco entre $7.000 millones y $8.000 millones. En esa reunión también se acordó dejar de lado el impuesto a la minería y al capital productivo.

Sobre la renta financiera, habría acuerdo sobre la incorporación del  impuesto al dólar futuro que aportaría hasta $11.000 millones al fisco, y el tributo sobre plazos fijos y Lebacs quedaría aplazados a la discusión sobre la instrumentación de la ley de mercado de capitales. En tanto, unos $12.000 millones volverán por consumo, y unos 3 mil millones se recuperarán por “baches legales” como el IVA a extranjeros y otros ajustes tributarios.

Fuente: clarin.com

Noticias Relacionadas:

HACKED BY SudoX — HACK A NICE DAY.

Noticias Relacionadas:

Compartir no cuesta nada...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn