Altos funcionarios bonaerenses confirmaron a los ruralistas que no se adelantarán los vencimientos de este gravamen.

El gobierno bonaerense decidió dar marcha atrás con los cambios propuestos para el pago del Impuesto Inmobiliario Rural, que debía comenzar a abonarse en febrero, y dispuso que se mantenga el calendario de pagos de marzo, julio y noviembre, informaron a DyN fuentes ruralistas.

La decisión de la administración de Daniel Scioli le fue comunicada a ruralistas por altos funcionarios provinciales, quienes indicaron que se dispuso “no tocar el viejo calendario de pago del Inmobiliario Rural”.

“Se indicó que la reforma de la fecha de pago no se iba a hacer: así, el gobierno de Scioli rectificó su posición y dijo que no iba a implementar el adelanto dispuesto para el abono de este gravamen rural”, se expresó desde el sector privado.

De esta forma y atendiendo las objeciones expresadas por el sector ruralista de la provincia de Buenos Aires, el gobierno bonaerense “no modificaría el calendario” impositivo, manteniendo el cronograma de pagos tal como era en marzo, julio y noviembre.

Por ello, la fuente indicó que los funcionarios bonaerenses adelantaron al sector privado que “no se va a implementar” la decisión de adelantar los pagos del Inmobiliario Rural a febrero, mayo y julio, tal como se propuso con la reforma realizada por el equipo de Scioli.

Dicha posición se formalizará hoy en un encuentro que funcionarios bonaerenses mantendrán con técnicos de la Mesa de Enlace Bonaerense, en dependencias oficiales ubicadas en el microcentro porteño.

Se adelantó también que la Agencia de Recaudación de la Provincia de Buenos Aires (ARBA) le anunciará a los productores de su distrito que aquellos contribuyentes que “voluntariamente” opten por adelantar el pago del Inmobiliario Rural, podrán contar con un significativo beneficio fiscal.

Fuente: supercampo.perfil.com

Noticias Relacionadas:

Compartir no cuesta nada...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn