Fue capturado este viernes por la noche por la Policía Aeroportuaria (PSA) en la localidad mendocina de Chacras de Coria. Está procesado junto a Boudou y otras personas en la causa de la ex Ciccone Calcográfica. En Uruguay lo investigan por presunto lavado de dinero.

El empresario Alejandro Vanderbroele, presunto testaferro del vicepresidente Amado Boudou, fue detenido este viernes por la noche por la Policía Aeroportuaria (PSA) en la localidad mendocina de Chacras de Coria.Vanderbroele fue detenido en Mendoza, por pedido de la Justicia de Uruguay
La detención se concretó cerca de las 21 en esa localidad de Luján de Cuyo, a unos 20 kilómetros de la capital mendocina, cuando Vandenbroele llevaba de regreso a su hija a su ex mujer Laura Muñoz, en cumplimiento del regimen de visitas.

Tres efectivos de la PSA, integrantes de la custodia de Muñoz, fueron los encargados de comunicarle al empresario que debía acompañarlos.

Procesado
Vandenbroele, procesado junto a Boudou y otras personas en la causa de la ex Ciccone Calcográfica, se entregó a los uniformados sin ofrecer resistencia, según indicaron testigos del hecho.

El apresamiento se produjo a requerimiento de la Justicia uruguaya, que lo investiga por presunto lavado de dinero y maniobras supuestamente ilegales de transferencia de fondos a través de una firma radicada en el vecino país.

La búsqueda
Hoy, efectivos de Interpol comenzaron a buscar en la Argentina a Vandenbroele para detenerlo, según informó el diario El Observador de Montevideo, que indicó que la policía internacional había concurrido a su domicilio en Buenos Aires, sin encontrarlo.

Tras su detención, Vandenbroele fue trasladado en una camioneta de la PSA a la capital mendocina, presumiblemente al aeropuerto El Plumerillo, base de operaciones de la PSA, a la espera de que se cumpla el trámite de extradición.

Durante la tarde, efectivos de la Policía Federal se mantuvieron custodiando el barrio privado Vistalba Country, ubicado en la localidad de Vistalba, también en Luján de Cuyo, donde Vandenbroele tiene su casa, y en un spa de Maipú, donde solía ir en las tardes.

“Una situación extraña”

“Estaba sumamente angustiada, tenía mucho miedo de que no volviera con mi hija. Por suerte vino y sucedió lo que sucedió”, declaró esta noche Muñoz a TN.

Agregó que, al llegar, “yo salí corriendo y la agarré (a la nena), había mucha prensa. Ella no vio nada, pero sí percibió una situación extraña”.

Muñoz expresó finalmente su satisfacción por la detención de su ex marido, al señalar que “la Justicia nos demostró que actúa con eficacia y con rapidez”.

Causa
La investigación a Vandenbroele en el vecino país comenzó hace casi tres años por parte de la Unidad de Información y Análisis (UIAF), que depende del Banco Central de Uruguay (BCU), por una transferencia sospechosa de US$ 620.000 en favor de The Old Fund (que maneja Ciccone, rebautizada Compañía de Valores Sudamericana) a través de la firma Dusbel SA.

Esa compañía solamente había hecho transferencias muy menores, que no habrían superado los 10 mil dólares, y por eso las autoridades orientales pusieron la lupa en el empresario.

El consorte de causa de Boudou por el affaire Ciccone había sido convocado a declarar el 4 de febrero de 2014, pero faltó argumentando la prohibición de salir de Argentina que le había impuesto la Justicia local en el marco de la causa de la imprenta.

Pedido
En cambio, pidió declarar por escrito, lo cual fue rechazado por los tribunales uruguayos, ya que no permite ese trámite para las indagatorias a sospechosos.

Después el empresario dejó trascender que se iba a presentar para “colaborar y aportar” a la causa. Así, se dispuso una nueva audiencia para el 28 de agosto, pero volvió a faltar.

A partir de allí la Justicia uruguaya incrementó la ofensiva para extraditar a Vandenbroele pero, según explicó el juez Valetti al diario El Observador, la Cancillería argentina “observó” el pedido de extradición porque no incluía “una orden de captura”.

Junto a Boudou y Nuñez Carmona
“Si Vandenbroele está en Argentina, que es el Estado que lo procesó, la Justicia argentina tiene la potestad de evaluar si tiene que cumplir la pena en ese país antes de remitirlo a otro Estado”, explicó Valetti.

Vandenbroele está procesado junto con Boudou, José María Núñez Carmona -amigo y socio del vicepresidente- y Nicolás Ciccone, entre otros, por irregularidades en el salvataje de la ex Ciccone.

La Cámara Federal porteña ratificó los procesamientos de los sospechosos, que afrontan cargos por sobornos e incumplimiento de los deberes de funcionario.El empresario Alejandro Vanderbroele, presunto testaferro del vicepresidente Amado Boudou, fue detenido hoy por la Policía Aeroportuaria (PSA) en la localidad mendocina de Chacras de Coria.

Sin resistencia
La detención se concretó cerca de las 21 en esa localidad de Luján de Cuyo, a unos 20 kilómetros de la capital mendocina, cuando Vandenbroele llevaba de regreso a su hija a su ex mujer Laura Muñoz, en cumplimiento del regimen de visitas.

Tres efectivos de la PSA, integrantes de la custodia de Muñoz, fueron los encargados de comunicarle al empresario que debía acompañarlos.

Vandenbroele, procesado junto a Boudou y otras personas en la causa de la ex Ciccone Calcográfica, se entregó a los uniformados sin ofrecer resistencia, según indicaron testigos del hecho.

El apresamiento se produjo a requerimiento de la Justicia uruguaya, que lo investiga por presunto lavado de dinero y maniobras supuestamente ilegales de transferencia de fondos a través de una firma radicada en el vecino país.

Interpol
Hoy, efectivos de Interpol comenzaron a buscar en la Argentina a Vandenbroele para detenerlo, según informó el diario El Observador de Montevideo, que indicó que la policía internacional había concurrido a su domicilio en Buenos Aires, sin encontrarlo.

Tras su detención, Vandenbroele fue trasladado en una camioneta de la PSA a la capital mendocina, presumiblemente al aeropuerto El Plumerillo, base de operaciones de la PSA, a la espera de que se cumpla el trámite de extradición.

Temor
Durante la tarde, efectivos de la Policía Federal se mantuvieron custodiando el barrio privado Vistalba Country, ubicado en la localidad de Vistalba, también en Luján de Cuyo, donde Vandenbroele tiene su casa, y en un spa de Maipú, donde solía ir en las tardes.

“Estaba sumamente angustiada, tenía mucho miedo de que no volviera con mi hija. Por suerte vino y sucedió lo que sucedió”, declaró esta noche Muñoz a TN.

Agregó que, al llegar, “yo salí corriendo y la agarré (a la nena), había mucha prensa. Ella no vio nada, pero sí percibió una situación extraña”.

Muñoz expresó finalmente su satisfacción por la detención de su ex marido, al señalar que “la Justicia nos demostró que actúa con eficacia y con rapidez”.

La investigación de la UIAF
La investigación a Vandenbroele en el vecino país comenzó hace casi tres años por parte de la Unidad de Información y Análisis (UIAF), que depende del Banco Central de Uruguay (BCU), por una transferencia sospechosa de US$ 620.000 en favor de The Old Fund (que maneja Ciccone, rebautizada Compañía de Valores Sudamericana) a través de la firma Dusbel SA.

Esa compañía solamente había hecho transferencias muy menores, que no habrían superado los 10 mil dólares, y por eso las autoridades orientales pusieron la lupa en el empresario.

El consorte de causa de Boudou por el affaire Ciccone había sido convocado a declarar el 4 de febrero de 2014, pero faltó argumentando la prohibición de salir de Argentina que le había impuesto la Justicia local en el marco de la causa de la imprenta.

Rechazo
En cambio, pidió declarar por escrito, lo cual fue rechazado por los tribunales uruguayos, ya que no permite ese trámite para las indagatorias a sospechosos.

Después el empresario dejó trascender que se iba a presentar para “colaborar y aportar” a la causa. Así, se dispuso una nueva audiencia para el 28 de agosto, pero volvió a faltar.

A partir de allí la Justicia uruguaya incrementó la ofensiva para extraditar a Vandenbroele pero, según explicó el juez Valetti al diario El Observador, la Cancillería argentina “observó” el pedido de extradición porque no incluía “una orden de captura”.

¿En Argentina?

“Si Vandenbroele está en Argentina, que es el Estado que lo procesó, la Justicia argentina tiene la potestad de evaluar si tiene que cumplir la pena en ese país antes de remitirlo a otro Estado”, explicó Valetti.

Vandenbroele está procesado junto con Boudou, José María Núñez Carmona -amigo y socio del vicepresidente- y Nicolás Ciccone, entre otros, por irregularidades en el salvataje de la ex Ciccone.

La Cámara Federal porteña ratificó los procesamientos de los sospechosos, que afrontan cargos por sobornos e incumplimiento de los deberes de funcionario.

Fuente: news.google.com

Noticias Relacionadas:

Compartir no cuesta nada...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn