Se especula con que ahora solo el Estado podría terminar haciéndose responsable de las indemnizaciones de los afectados, librando a los hermanos Cirigliano de esa responsabilidad.

La empresa Trenes de Buenos Aires (TBA) fue declarada en quiebra hoy por la Justicia y los familiares de las 51 víctimas de la tragedia de Once temen que la firma de los hermanos Cirigliano no afronte los reclamos indemnizatorios millonarios y esa responsabilidad sea transferida al Estado.

Así trascendió de fuentes del caso, y desde las querellas de las víctimas sostuvieron que es sospechoso que la quiebra se haya declarado en este momento, en medio del juicio oral para esclarecer la responsabilidad de lo ocurrido, con funcionarios, empresarios y el motorman Marcos Córdoba sentados en el banquillo.

Se especula con que ahora solo el Estado podría terminar haciéndose responsable de las indemnizaciones de los afectados.

La jueza Paula María Hualde decidió hoy dictar la quiebra de TBA, que estaba en convocatoria de acreedores desde 2005.

La quiebra ya había sido declarada en dos oportunidades -pese a que después la empresa fue salvada-, recordaron los voceros consultados. Según reportó el sitio web “soyferroviario”, en febrero de 2012 el Ministerio de Planificación Federal dispuso la intervención administrativa, técnica-operativa de la firma que presidía Claudio Cirigliano, quien fue autorizado el 05/05 por el Tribunal Oral Federal 2 a no concurrir a las audiencias de testigos del juicio por la tragedia. “Con la quiebra caerán las indemnizaciones a las víctimas”, se planteó. Los damnificados por el choque del ferrocarril Sarmiento venían denunciando que, desde la ruptura de la concesión de TBA, no recibían atención y adelantaban que el Estado deberá terminar pagando el resarcimiento.

En tanto, uno de los abogados de las víctimas que había comenzado a negociar con la empresa extrajudicialmente reportó que “momentáneamente” están “congeladas las negociaciones debido a la quita de concesión de TBA”.

Fuente: lavoz.com.ar

Noticias Relacionadas:

Compartir no cuesta nada...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn