Un empresario degolló a su mujer en medio de una pelea por el divorcio

Un alto ejecutivo de una empresa de cosméticos asesinó ayer a cuchilladas a su esposa en un barrio cerrado de la localidad bonaerense de Pilar, tras una fuerte pelea por desacuerdos en el proceso de divorcio.

El hecho ocurrió en presencia de testigos puesto que la discusión tuvo lugar cuando el matrimonio intentaba acordar algunos términos del divorcio y la mujer pretendía llevarse algunas pertenencias de la casa.

Un empresario degolló a su mujer en medio de una pelea por el divorcioFernando Farré, de 52 años, y Claudia Schaefer, de 44, ya se habían separado de hecho y vivían en distintos domicilios, ella junto a los tres hijos de la pareja (que estaban en un colegio en el momento de los hechos). Habían acordado que ella viviría con los tres hijos que tienen en común en un departamento del barrio porteño de Recoleta, en Libertador 1750, y él se quedaría con la casa que alquilaban para usar los fines de semana en el country Martindale de Pilar.

Schaefer trabajaba en una bodega en Mendoza, era gerenta de Enoturismo y Hospitalidad en Salentein, y al parecer sus constantes viajes motivaron las discusiones que los llevaron al divorcio.

Hasta hace pocos días, sobre Farré pesaba una restricción de acercamiento a su mujer dictada por la justicia debido a denuncias por violencia de género, pero esa orden fue levantada de común acuerdo entre las partes al pactarse el encuentro de ayer.

“El no quería retirarse de su casa porque estaba sin trabajo y deprimido”, contó la ex abogada de Farré, Mariana Gallego. Dijo que Farré era un hombre tranquilo. “El tenía una actitud como muy pasiva, como muy deprimido, que quería recomponer la pareja”.

Según trascendió, la víctima pretendía reclamar por ropa suya y otras pertenencias que permanecían en el country. Al momento del crimen, en el lugar no estaban solos ya que la mujer se había presentado junto con sus abogados y el homicida estaba en compañía de su madre.

Al parecer, en algún punto comenzó una discusión que fue subiendo de tono, mientras ella buscaba cosas por la casa. “Estoy cansada de vos”, le dijo la mujer. En un momento, Schaefer ingresó en el vestidor, Farré se metió detrás de ella y cerró la puerta con llave y comenzó a apuñalarla. Ante los pedidos de auxilio de la mujer, la madre del agresor y los abogados intentaron ingresar al vestidor, pero no pudieron abrir la puerta, por lo que salieron de la casa e intentaron entrar por una ventana que daba al parque. En esas instancias llegaron a presenciar el crimen.

Farré no escapó del lugar, se sentó en un sillón del living y permaneció en “estado de shock” y monosilábico. Los abogados, en tanto, dieron aviso al 911 y a la guardia de seguridad del country, que también se comunicó con la policía. A los pocos minutos un patrullero llegó al lugar y el agresor fue arrestado y trasladado a una dependencia de Pilar.

Dos cuchillos. La policía incautó del vestidor dos cuchillos de cocina que son idénticos a unos que había sobre la mesada de la cocina.

El cuerpo de Schaefer fue trasladado a la morgue de San Isidro, donde se le practicará la autopsia para determinar la clase y el número de heridas, mientras que Farré permanece aprehendido y será indagado hoy ante la fiscal de violencia de género de Pilar, Carolina Carballido.

Según detalló Eduardo Molina, subjefe de la Departamental Pilar de la Policía Bonaerense dijo que “El señor se entrega voluntariamente, no opone ningún tipo de resistencia”, y confirmó que la mujer presentaba varias heridas, una de ellas en el cuello, la que se cree le causó la muerte.

Si bien la madre del homicida aún no declaró ante la fiscalía de violencia de género de Pilar, a cargo de la causa, sí refirió que las agresiones en la pareja se venían sucediendo desde hace tiempo.

Tras quedar detenido, el hombre fue trasladado a un dependencia policial de la departamental Pilar, y se prevé que hoy será indagado.

Según las primeras informaciones, la discusión en el proceso de divorcio se acentuó a raíz que Farré pretendía pasar más tiempo con uno de los tres hijos, quien sería autista.

Farré tiene 52 años y es un exitoso empresario, con una amplia trayectoria en el mercado corporativo. Se recibió de licenciado en Administración de Empresas en la Universidad Católica Argentina (UCA) y cursó en Estados Unidos un MBA en Thunderbird School of Global Management. Habla cuatro idiomas.

Hace 20 años inició su carrera en Carrefour, como manager del área de bazar. Más tarde fue líder de producto en el banco Santander Río. Luego ingresó a Coca Cola y ocupó, durante dos años, el puesto de director de desarrollo de mercado. Luego ingresó a la industria de la cosmética. Durante siete años formó parte del grupo L’Oréal, en la división de productos de lujo como Ralph Lauren y Helena Rubinstein. Tuvo un paso fugaz por Wines of Argentina y los siguientes tres años fue director de marketing en la sección de fragancias de Avon, para toda Latinoamérica. Después fue gerente general de Coty para Argentina y Chile, hasta que lo desvincularon y tuvo que dejar una lujosa oficina del Dique 2 de Puerto Madero. Desde hace ocho meses, es socio de Global Five, una distribuidora mayorista de cosméticos que tenía en sociedad con su ex esposa.

Farré no sólo se destacó por su extenso currículum laboral sino por haber sido un personaje cercano a la farándula tanto en el ámbito nacional como en el internacional.

Así, fue visto en múltiples fiestas y eventos rodeado de actores famosos y modelos. Circulan fotos donde sonríe aparece sonriendo junto a Kate Moss, Paris Hilton, Halle Berry, David Bowie y Enrique Iglesias, entre otros artistas internacionales, así como con Susana Giménez, Facundo Arana o Verónica Varano.

Fuente: lacapital.com.ar

Noticias Relacionadas:

Compartir no cuesta nada...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn