En una entrevista para el diario Muy, la modelo declaró que quiere terminar el vínculo legal con su ex marido y por ese motivo renunció al piso que conyugal ubicado en Avenida del Libertador, valuado en dos millones de dólares.

Fue uno de los matrimonios más hablados y mediáticos del país. Todo se derrumbó de un día para el otro y Leo Fariña quedó preso en Ezeiza por evasión e insolvencia fiscal fraudulenta.

Sola, Karina Jelinek tuvo que afrontar una nueva vida. Y según charló con el diario Muy, la modelo le pidió a sus abogados que concluyan de una vez por todo con el divorcio, dejando a un costado el hogar conyugal, ubicado en la  Avenida del Libertador y valuado en dos millones de dólares: “Renuncio a los millones para poder divorciarme. ¡Me cansé de pagar tanta plata a los abogados y de seguir un juicio que quizás nunca se termine! La gente piensa que Leo me dejó una fortuna, pero lo único que me quedó de mi matrimonio fueron deudas”.

Si bien la morocha creía que le correspondia la mitad de los bienes de su ex, luego cambió de opinión: “Antes pensaba que me podía corresponder algo, pero con él todo es un embrollo y confuso. No me quiero quedar con nada que no me corresponde. No sé si hay bienes o no. Me cansé, quiero seguir con mi camino. Trabajo desde que tengo 13 años y si bien no soy millonaria, me alcanza para vivir, darme mis gustitos y ayudar a mi familia”.

Volviendo al piso en Libertador, donde vivieron durante la relación, Karina Olga llegó a un pacto con Diego S.A. (titular de esa propiedad) y dejará la vivienda: “Me cansé y dije ‘basta’. Podría seguir el juicio y quedarme porque tengo la atribución del hogar conyugal, pero no doy más. Con las propiedades de Leo todo es un embrollo y muy confuso. Así que me voy a una casa que me presta una amiga en Barrio Parque”.

Carlos Sánchez Herrera, uno de sus abogados, explicó al diario que la audiencia se llegará a cabo el 23 de febrero y allí las partes acordarán la disolución. Tras el fallo de la jueza, comenzará la “liquidación de la sociedad conyugal”: se evaluará el patrimonio que acumularon en dos años de matrimonio y en caso de encontrar algún bien que no se encuentre embargado por la Justicia, Jelinek accederá al porcentaje que le corresponde (50%).

Para concluir, la modelo le dejó un mensaje a su ex: “En su momento lo odié. Me metió los cuernos con cinco mujeres y me enteré por televisión. Me di cuenta de que todo había sido una mentira, pero no le deseo lo peor. De mi parte y en lo más íntimo de mi ser logré perdonarlo porque tengo una buena educación”.

Fuente: clarin.com

Noticias Relacionadas:

Compartir no cuesta nada...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn