Tras una breve introducción, de apenas una carilla en un fallo de 146 fojas, el juez Ariel Lijo explica cómo era la metodología que se usó en la campaña presidencial de 2007 para lavar plata a través de aportes a la fórmula “Fernández de Kirchner – Cobos“, del Frente para la Victoria. Habla de “ochocientos ochenta y seis mil pesos” que se pusieron “en circulación en el mercado, dinero no declarado de origen ilícito, a los fines de disimular la fuente real de los fondos y obtener la apariencia de licitud de ésta.

Después de más de ocho años, esta mañana se conoció la decisión del magistrado de procesar a ex funcionarios, empresarios y familiares involucrados en el delito. Abarcó desde Héctor Capaccioli, ex superintendente de Salud y quien respondía a las órdenes del entonces jefe de Gabinete Alberto Fernández; hasta la esposa del asesinado Sebastián Forza, traficante de efedrina.

Cómo era la maniobra para lavar plata en la campaña de "Fernández de Kirchner - Cobos"En la página 2, Lijo lo resume así:

– “La modalidad empleada por esta maniobra era la siguiente: las firmas en cuestión les entregaban a los responsables de la campaña electoral un cheque con el aporte correspondiente, recibiendo a cambio la factura por parte de éstos. Previo a la presentación del cheque en el banco interviniente se cubría el monto necesario con depósitos de dinero en efectivo por caja para así encubrir el origen del mismo. Ello, en virtud de que al tratarse de depósitos de este tipo se desconoce su correspondiente origen y que, además, las firmas no han podido justificar”.

– “En tal sentido, corresponde señalar que las tres empresas (“Multipharma”, “Sanford Salud S.A.” (ex Seacamp) y “Global Pharmacy S.A.”) aquí cuestionadas no contaban con capacidad económica suficiente para hacer frente a dichos pagos, las sumas aportadas no guardaban similitud con los parámetros de dinero que éstas manejaban, y además no poseían registros contables de los correspondientes aportes realizados”. Todo mal.

Luego el juez, que hace unas horas también se sumó al nuevo ritmo judicial y dejar el caso Ciccone contra el ex vicepresidente Amado Boudou al borde del juicio oral, detalla de modo simple el rol que tuvieron los ex funcionarios y apoderados del Frente para la Victoria y los empresarios.

– “Específicamente a Héctor Capaccioli, Sebastián Gramajo y Hernán Diez se les reprocha la recepción y administración de dichos aportes, con el conocimiento que éste dinero provenía de un ilícito. De tal modo, lograron poner dicho dinero en circulación en el mercado otorgándole apariencia posible de un origen lícito”.

“Por su parte, a Carlos Horacio Torres y Néstor Osvaldo Lorenzo se les imputa los trescientos setenta y seis mil pesos aportados por Multipharma S.A. que fueron efectuados mediante la entrega de cuatro cheques –N° 00000720 del Bco. Santander Rio por la suma de 310.000 pesos y N° 80779155, 80779154 y 80779153 del Bco. Provincia de Buenos Aires por las sumas de 5.000, 21.000 y 40.000 pesos, respectivamente-. En tal sentido, el cheque por el monto de 310.000 pesos fue debitado con fecha 22 de octubre de 2007 de la cuenta del Banco Santander Río perteneciente a la firma, la cual al comenzar ese día tenía en la cuenta un saldo deudor de -4.757,18 pesos. Para poder hacer frente a dicho pago, ese mismo día se hizo un depósito en efectivo por caja de trescientos catorce mil pesos ($314.000). Por otra parte, los tres cheques del Banco Provincia fueron debitados de la cuenta que la firma registraba en ese banco el día 4 de enero de 2008, y ese mismo día se efectuó un depósito de dinero en efectivo en la cuenta de la firma por un monto de ciento cuarenta mil quinientos pesos ($ 140.500)”.

– “A Solange Bellone (viuda de Sebastián Forza)en relación con los doscientos mil pesos aportados por la firma Sanfor Salud S.a. (Ex Seacamp) que fueron efectuados mediante la entrega de cuatro cheques -N° 05371377, 05371378, 05371379 y 05371380 del Banco Industrial- por la suma de cincuenta mil pesos cada uno que fueron cobrados en el Banco Nación Argentina los días 2 (Cheque N° 05371377), 5(Cheque N° 05371378) y 7 (Cheques N° 05371379 y 05371380) de noviembre de 2007. Así, si bien al momento de la presentación del primer cheque la cuenta que la firma registraba en el Banco Industrial de Azul poseía un saldo de sólo 7.272 pesos, se efectuaron depósitos de dinero en efectivo los días 2, 5 y 7 de noviembre de 2007 por montos de cuarenta mil pesos ($40.000, 2/11/2007), treinta mil pesos($30.000, 5/11/2007), y sesenta mil pesos ($60.000, 7/11/2007) para cubrir los aportes efectuados”.– “Por último, a Gabriel Brito en lo que concierne a los trescientos diezmil pesos aportados por la firma Global Pharmacy S.A. que fueron efectuados mediante la entrega de los cheques N° 56087774, 5608775, 56087776 y 5608777 del Banco Credicoop por las sumas de 78.000, 77.000, 78.000 y 77.000 pesos respectivamente. En tal sentido, el Cheque N° 56087774 por el monto de 78.000 pesos fue debitado de la cuenta el día 31/10/2007 y ese mismo día se realizó un depósito en efectivo por 78.400 pesos. A su vez, el cheque N° 5608775 por el monto de 77.000 pesos fue debitado de la cuenta el día 1/11/2007 y ese mismo día se realizó un depósito en efectivo por 77.000 pesos. Por otra parte, el cheque N°56087776 por el monto de 78.000 pesos fue debitado de la cuenta el día 02/11/2007 y ese mismo día se realizaron tres depósitos en efectivo por un monto total de 79.000 pesos. Por último, el cheque N° 5608777 por el monto de 77.000 pesos fue debitado de la cuenta el día 5/11/2007 y ese mismo día se realizó un depósito en efectivo por 78.000 pesos”.

Fuente: clarin.com

Noticias Relacionadas:

Compartir no cuesta nada...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn