Nokia venderá teléfonos equipados con sistema operativo Android. La gama X, presentada esta mañana en el Mobile World Congress de Barcelona, usará una versión modificada de la plataforma de Google, adaptada para ofrecer servicios alternativos a los del gigante de la red.

Serán móviles muy económicos, destinados a mercados emergentes. El más sencillo, el Nokia X, saldrá a la venta en Asia Pacífico, Europa, la India, Latinoamérica, Oriente Medio y África, con un precio de partida aproximado de 89 euros. El más avanzado, el Nokia XL, tendrá pantalla de cinco pulgadas y un precio de 109 euros sin contrato.

Los teléfonos estarán disponibles a lo largo de los próximos meses y no serán los únicos de precio reducido en el catálogo de la compañía. Nokia ha presentado también dos teléfonos con precios de 29 y 45 euros capaces de conectarse a la red y equipados con buscador web y acceso Facebook.

Android adaptado
Nokia cambiará algunos de los productos y aplicaciones que los usuarios suelen esperar en los terminales Android. Los mapas de Google, por ejemplo, han sido sustituidos por los del servicio Nokia Here. No hay rastro de GMail o las búsquedas de Google, en su lugar los teléfonos usan por defecto Bing y Outlook. También tendrán acceso a Nokia MixRadio, el servicio de música de la compañía, y a una tienda de aplicaciones propia diferente a Google Play. Todos los terminales llevan una serie de aplicaciones y juegos de terceros preinstalados.

Algunas de las aplicaciones de Android serán compatibles. Incluso aunque no estén disponibles en la tienda oficial de Nokia podrán instalarse en el teléfono desde otras fuentes. En otros casos los desarrolladores deberán de hacer cambios para asegurar la compatibilidad. La compañía finlandesa ha anunciado la disponibilidad de Blackberry Messenger, Facebook, LINE, Skype y Twitter, entre otras.

La interfaz de los Nokia X recuerda a la de los teléfonos Lumia, equipados con el sistema operativo Windows Phone. Será un mosaico de iconos con aplicaciones e información que los usuarios podrán personalizar.

Choque de intereses

La apuesta de Nokia por Android resulta intrigante si se piensa que la compañía ha sido recientemente adquirida por la que durante los últimos años ha sido su principal socio, Microsoft. Bajo el mando de Stephen Elop, Nokia escogió a la compañía de Redmond como proveedor de sistema operativo para sus teléfonos inteligentes, a pesar de el gran interés que Android despertaba entre los consumidores.

Windows Phone, sin embargo, tenía hasta el momento unosrequisitos técnicos elevados, que impedían fabricar teléfonos asequibles para mercados en vías de desarrollo. Fuentes cercanas a Nokia han confirmado que la compañía finlandesa llevaba varios años trabajando en una adaptación de Android para sus teléfonos más baratos, que hasta ahora usaban un sistema operativo propio, conocido como S40.

Microsoft ha aprovechado este Mobile World Congress para adelantar el soporte a procesadores de menor potencia y más asequibles en la próxima versión de su sistema operativo, lo que permitirá a Nokia fabricar teléfonos en puntos de precio similares a los Nokia X pero equipados con Windows Phone.

Fuente: elmundo.es

Noticias Relacionadas:

Compartir no cuesta nada...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn