Febrero en Buenos Aires es igual a intenso y sofocante calor. A las altas temperaturas sumale enormes reflectores, maquillaje y demás cuestiones propias de cualquier grabación televisiva. Sí, el set puede convertirse en un sauna.

En eso estaba Mariano Martínez con su sotana (con la que interpreta al Padre Tomás), rezando frente a cámaras, sonriéndole a Lali Espósito en medio de la grabación del primer videoclip de Esperanza mía (en el Club de pescadores), hasta que el director dijo: ¡corten! Y entonces… el actor se despojó del uniforme de cura y, que Dios lo perdone, peló lomazo.

Mariano Martinez y Lali Esposito grabando con el calor de febrero

Así, con el sagrado torso del padre Tomás al descubierto, Mariano posó junto a Lali para los flashes. La imagen circuló a través de las Redes sociales de los actores, quienes la mostraron a modo de “adelanto” de la ficción. Sin embargo, ninguno de ellos reparó en la sensualidad de la imagen. Las chicas, agradecidas y en el confesionario del Padre Tomás, ya están dando números.

Fuente: eltrecetv.com.ar

Noticias Relacionadas:

Compartir no cuesta nada...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn