Con sed de victoria, Chile y Argentina saldrán en Santiago por un triunfo que para La Roja marcaría abrir con éxito la era de Juan Antonio Pizzi y para la albiceleste una revancha de la final de la Copa América-2015 que coronó a su rival de turno.

Con la sangre en el ojo, el astro del FC Barcelona Lionel Messi saltará al campo del Estadio Nacional de Santiago a intentar dejar en el olvido el trago amargo que sufrió nueve meses atrás cuando por penales los entonces dirigidos por el también argentino Jorge Sampaoli le quitaron la posibilidad de gritar campeón.

Argentina visita a Chile con el regreso de Lionel Messi tras la herida de la final de la Copa América“La revancha sería para la gente o ustedes por lo que pasó la última vez, pero nosotros necesitamos los tres puntos y vamos a salir a ganar por eso”, señaló Sergio Agüero, compañero en el ataque de la ‘Pulga’, a su llegada a Argentina.

El entrenador de la albiceleste, Gerardo Martino, coincidió este miércoles con Agüero en dejar en el olvido la Copa y centrarse en “conseguir los seis puntos en esta doble fecha” que completarán enfrentando de local a Bolivia el martes.

Enfrente, Alexis Sánchez y compañía buscarán demostrar a su flamante entrenador, el hispano-argentino Pizzi, que son capaces de dejar atrás el bajo rendimiento que mostraron en el cierre de la era de Sampaoli para regalarle a su nuevo timonel un triunfo que encamine el rumbo en la eliminatoria, en la que marchan en quinto lugar con siete puntos, dos por encima de la albiceleste.

“Va a ser un partido tenso, porque jugamos dos selecciones de un nivel muy alto y con jugadores de un nivel muy alto y siempre hay competencia cuando sucede eso”, comentó Pizzi este miércoles en conferencia de prensa.

El timonel recordó que ya enfrentó a su país de origen en su etapa de jugador -representando a España- y advirtió que pese a tener apenas tres entrenamientos al frente del plantel está “satisfecho” y confiado en hacer un buen partido.

“Es complejo, no es fácil estar en la posición del técnico”, con pocos entrenamientos con los jugadores, dijo Claudio Bravo, arquero y capitán de Chile el martes.

Más allá de tácticas, Pizzi tiene cambios obligados en la formación por varias bajas entre las que se destacan las de Arturo Vidal, volante del Bayern Múnich y pieza clave de Chile, Jorge Valdivia y Eduardo Vargas, suspendidos, y Charles Aránguiz, lesionado.

Messi, el inmarcable

Capaz de desairar a la defensa más férrea con sus piruetas, Messi -un jugador de otro planeta para muchos en el mundo fútbol- vuelve a Chile a reafirmar que su calidad está por encima del brillo que el Barça tiene en su funcionamiento colectivo.

Recuperado y tras perderse la anterior fecha eliminatoria, Messi vuelve a intentar poner en el camino a Rusia-2018 a una Argentina que mira con asombro su sexto lugar en la tabla de la clasificatoria rumbo a Rusia-2018, un lugar desconocido para el último finalista de la Copa del Mundo.

El astro argentino llegó a Chile con todo el plantel pasadas las 19H00 (22h00 GMT)

El ‘Tata’ Martino manifestó que “la presencia de Leo siempre es tranquilizadora, motivadora y fundamentalmente necesaria”.

En filas chilenas la valía de Messi se reconoce, pero también se desafía.

Fabián Orellana -delantero del Celta de Vigo y que convirtió el gol del primer y único triunfo de Chile ante Argentina por clasificatorias mundialistas- reconoció que Messi es impredecible pero adelantó que “le costará” hacer su juego ante una defensa férrea liderada por Gary Medel y Gonzalo Jara.

A su vez, el horizonte de Martino también tiene nubarrones con importantes bajas por lesión como las de Javier Pastore del París Saint-Germain, Paulo Dybala del Juventus italiano, Nicolás Gaitán de Benfica y Enzo Pérez del Valencia.

La baja de Dybala para la doble fecha fue confirmada por Martino que estimó que Nicolás Otamendi podría jugar ante Chile, de lo contrario pondrá a Martín Demichelis en la zaga junto a Ramiro Funes Mori.

En su vida de entrenador, el timonel depende de sus futbolistas -en especial de un alicaído Sánchez, del Arsenal inglés, que busca recuperar el brillo de otras temporadas- para gritar una vez más un triunfo ante la selección que lo relegó.

El encuentro por la quinta fecha se disputará el jueves en el estadio Nacional de Santiago a partir de las 20:30 y contará con el arbitraje del brasileño Heber Roberto Lopes, asistido por sus compatriotas Marcelo Carvalho y Rodrigo Figueiredo.

Fuente: infobae.com

Noticias Relacionadas:

Compartir no cuesta nada...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn